Publicaciones etiquetadas con: sombra

Los Peligros de Ser Espiritual

Este artículo ha surgido luego de una serie de intercambios con diferentes personas, entre amigos, colegas, etc., haciendo un análisis de lo que hemos experimentado por “ser espiritual”, aunque espirituales somos todos.

Por ello para efectos de este artículo diré que las personas espirituales son aquellas que deciden emprender una búsqueda más allá de lo físico y material en busca de una transformación personal para obtener mayores niveles de consciencia.

Lo consciente es lo que ya conocemos, es lo visible y manifestamos. Cuanto más conscientes somos, más brillamos. El inconsciente es una caja de pandora porque no sabemos que puede salir de allí, por eso las personas espirituales deben enfrentarse a su propio inconsciente, y no todos terminan en una sola pieza.

Cuando buscamos la espiritualidad para olvidarnos de nuestros problemas materiales, la consciencia cósmica buscará aterrizarnos de forma desagradable porque no podemos evadir lo material o decir que eso no es “espiritual”. El gran problema que tienen muchas personas que buscan la espiritualidad es que sólo aceptan su parte luminosa y niegan su sombra, y eso hace que salga de manera desagradable, eso implica emociones densas, deseos reprimidos, pensamientos tóxicos, etc.

Conozco a muchas personas que detestan que se les hable del espejo, no aceptan esa teoría y eso sigue siendo una evasión de la realidad. Atraemos lo que somos, nos guste o no, y eso ocurre en las relaciones de parejas, amistades, vecinos, etc., basta que un aspecto sea afín para que una persona precise ese aprendizaje. No reneguemos de los ex tóxicos porque ellos nos vinieron a mostrar lo que debemos liberar en nosotros, por lo que también hemos sido tóxicos para otros, el problema es cuando nos ponemos en posición de víctimas y perdemos la oportunidad de ganar mucha luz (y no volver a atraer lo mismo).

La ley del espejo también ocurre entre “maestro-discípulo”, sin duda uno se puede sentir inspirado hacia un maestro para poder atraer luz a nuestras propias vidas, el problema surge cuando cedemos el poder, se da una atracción entre personas con baja autoestima, uno por un lado con el ego distorsionado que busca ser idolatrado y por el otro lado aquel que cede su poder. Estas historias las vemos en todas las religiones y tradiciones y es lamentable.

Emprender el camino espiritual implica enfrentarse a uno mismo en soledad, salir de la zona de confort, ver como personas se alejan porque pierden afinidad, etc., en síntesis no es fácil. Los cabalistas afirman que la luz la debemos ganar con mucho trabajo espiritual, hay que merecer la luz, así que no busquemos espiritualidades evasoras que nos pueden atrasar el proceso.

Debemos aceptarnos con nuestra sombra y con nuestra luz, el ego suele tener estrategias cada vez más sutiles y solemos recurrir al autoengaño (como forma de defensa personal), así que debemos estar muy atentos a nuestras emociones más densas ya que las emociones son energía en movimiento y nos están mostrando donde tenemos la energía estancada, por consiguiente “ser espiritual” no significa tragarnos las emociones porque de lo contrario nos podemos enfermar. Nuestra mente puede aceptar situaciones pero puede ser saboteada por las emociones y el camino de la coherencia interna nos libera de la enfermedad.

Cuando nuestra energía fluye de manera coherente, íntegra, no hay lugar para la enfermedad, pero que el ego no nos juegue malas pasadas ya que hay cosas que están es nuestro inconsciente que como dije es una caja de pandora y nos puede sorprender, por lo que no podemos bajar la guardia. Esto es guerra, la guerra contra todas nuestras oscuridades internas, la guerra no es hacia afuera, lo exterior sólo lo refleja, y todo esa incomodidad es un gran potencial para ganar más luz. A la oscuridad no se le pelea, se la ilumina y se deja de ser afín a ella.

Ser espiritual puede ser muy peligroso porque vamos ganando luz, pero aquellos aspectos que no queremos reconocer se vuelven un peligro para nosotros mismos y para los demás, por ejemplo, si no queremos reconocer nuestras envidias podemos mandar un mal de ojo a los demás y realmente les hacemos daño. A mayor consciencia, mayor responsabilidad, lo mismo sucede con la palabra, los decretos son más poderosos para bien y para mal.

Ser espiritual nos debe llevar a una libertad más allá de conceptos. Perdonar es importante, y si eso no se logra a corto plazo no importa, que tome su tiempo, pero no debemos asumir que ha sucedido cuando no es verdad, puesto que nos hacemos mucho daño a nosotros mismos. Auto observémonos, sincerémonos con nosotros mismos, separemos el ideal de persona que queremos ser con lo que somos en este momento y el camino será lo importante, no nos salteemos procesos. Todos somos especiales y nadie es especial al mismo tiempo, porque nosotros no tenemos células preferidas, D-ios tampoco tiene humanos preferidos, pero sí somos únicos en la diversidad y nuestra distinción debe estar al servicio de la unidad, si no, no tiene sentido. Ser espiritual es revelar la luz para la humanidad, no para nosotros mismos, y el verdadero sentido de la tradición de la kabbalah es recibir para dar, porque no podemos dar lo que no tenemos.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

¿Podemos amarnos sin conocernos?

Estos días han sido algo oscuros para mí, y cuando digo oscuros no quiero decir que sean malos, son días de vacíos, no puedo forzar a crear algo nuevo, siento falta de inspiración pero no me preocupo porque sé que es la antesala a una nueva creación. Los vacíos existenciales antes me desequilibraban mucho y buscaba hacer cosas evasivas sin consciencia, y al llenar esos vacíos con cosas superfluas perdía el potencial creativo. Lo bueno es que a lo largo de nuestras vidas vamos conociéndonos a nosotros mismos, o es lo que debemos hacer ya que de lo contrario entramos en bucles, patrones que se repiten con diferentes escenarios pero que buscan que integremos las lecciones.

Conocerse a uno mismo es fundamental, existe un enunciado que dice “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, pero ¿qué sucede cuando ese “yo” está distorsionado? El “yo” en el Árbol de la Vida está simbolizado por la esfera de Tiferet, el corazón y dentro de nuestro sistema está simbolizado por el sol. La energía solar distorsionada conlleva a un ser egocéntrico o egoísta. Cuando una persona adopta una imagen que no le corresponde, está dominada por su ego, lo mismo sucede cuando alguien se cree superior o inferior a otros.


Cuando nos hayamos despojado de todas esas cáscaras que ocultan a nuestro real ser, podremos decir que nos conocemos a nosotros mismos y este camino hacia el real ser es la verdadera esencia de la espiritualidad. No es nada fácil porque debemos ir a nuestro Universo interior, conocer nuestra sombra, abrazarla, trascenderla, y esto genera muchísima confusión en las personas espirituales, ya que al anhelar ser seres de luz, rechazan su sombra y ésta saldrá siempre de manera indeseada. La vida nos va demostrando nuestros avances espirituales en nuestras creaciones y manifestaciones, nos guste o no. En la tradición cabalística anhelamos alcanzar la Tierra Prometida y ser reyes de nuestro propio reino, por lo que la prosperidad y abundancia en nuestras vidas deben ir de la mano con nuestras filosofías de vida, y si esto no se da, por lo menos hacerlo consciente y no autoengañarnos.


Todos pensamos que nos conocemos, seguro aquel hombre pasivo y “buena gente” que terminó asesinando a su esposa pensaba que se conocía, o cuando realizamos actos bajo efectos del alcohol u otras sustancias. El Árbol de la Vida es una excelente herramienta para ver dónde están nuestros desequilibrios y donde se presenta el “mal” en nuestras vidas, que a nivel cabalístico es energía mal colocada. Los seres humanos no sabemos cómo gestionar nuestra energía, ponemos mucha energía donde es intrascendente y muy poca donde sí debemos colocarla.


El “mal” para la cábala cumple una función que es darnos mayor luz, y cuando vivimos en constante caos lo que buscan estos ángeles acusadores es perder el juego, pero casi siempre ganan o deben ocurrir eventos de mucha oscuridad para dar saltos cuánticos de consciencia. Por consiguiente, no podemos amarnos sin conocernos, por más que pensemos que es así. Todos en este planeta debemos hacer correcciones, algunos deberán laborar en sus relaciones de pareja, otros en la autoconfianza, prosperidad, salud, etc., la carta natal sirve para identificar aquello que nos puede dar una pista como un mapa de ruta para romper con lo ya conocido, y los caminos y herramientas que se utilicen serán dedición y resonancia de cada uno.


El camino espiritual implica dejar de ser esclavos de paradigmas limitantes, de verdades coyunturales y programas inconscientes, todo eso es idolatría de acuerdo a la cábala, ya que nos volvemos dogmáticos cuando defendemos a capa y espada pensamientos, filosofías, religiones, acciones, etc. Despojarnos de todo eso, desaprender, en una real labor interna que implica salir de la zona de confort.


Sin embargo, las personas que no “están tan mal” prefieren permanecer como están, porque pueda que tengan un trabajo bien remunerado pero que lo detestan, o permanecen en una relación “por los hijos” “el qué dirán”, “miedo a la soledad”, etc.
Por consiguiente, el camino del autoconocimiento es labor de valientes, se trata de respetar el verdadero significado de “Honrarás a tu padre y a tu madre”, que no se trata de ser obedientes y respetuosos (que está bien), sino sanar todos aquellos paradigmas limitantes que hemos heredado de nuestros ancestros y que sabotean nuestras vidas. Conozco personas muy exitosas en su trabajo, pero que sin embargo tienen una vida amorosa desastrosa y viceversa, eso puede observarse en la carta natal que como punto de partida es una excelente herramienta.


Las Herramientas


Las herramientas se van convirtiendo en excelentes aliadas en nuestras vidas, por ejemplo en mi caso la meditación es una herramienta para aquietar mi bulla mental y lograr recibir mensajes de los mundos superiores para ayudarme en mí día a día. Cada alma irá resonando con lo que va precisando, algunas personas se ayudan con yoga, otras yendo al psicólogo, estudiando cualquier tradición hermética, etc. El punto es que nos ayude a seguir revelando luz oculta en nuestras vidas.


En un principio solía leer muchos libros de autoayuda, ver videos de gurús y conferencistas famosos, y sin duda me ayudó mucho pero fueron los primeros pasos que necesitaba en el camino de mi transformación, ya que también pasé por espiritualidades evasivas que me desanclaron de la Tierra, de la lógica y el sentido común e incitaban la adopción de una imagen sin real transformación, pero de eso también aprendí mucho.


Si alguien desea permanecer en su zona de confort está bien, pero si deseas ganar luz en tu vida hay que transitar por la incomodidad. Dios le dijo a Abraham: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré”, Génesis 12. Si lo leemos a nivel literal, Abraham debía “mudarse”, pero el nivel sod (secreto), nos indica que Abraham tenía que dejar atrás la zona de confort y la idolatría que representaba su padre que fabricaba ídolos, pero a un nivel más profundo se trata de dejar nuestras propias idolatrías emocionales, mentales, las imágenes del ego, etc.


Finalmente, el amor está en todo pero distorsionado y como decía el ocultista Eliphas Levi “El Diablo es Dios jugando a ser malo”. Todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior, y atraemos lo similar a nosotros. En las reglas metafísicas no aporta vestirnos de blanco o ser personas devotas, usar turbantes o sotanas, si no hay una labor interior.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Eres una Caja de Pandora

cajapandora“Conócete a ti mismo y conocerás el Universo”, inscripción en el Templo de Apolo en Delfos, pero ¿qué significa esto? Para comenzar debo citar la ley de la correspondencia: “Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera”. Somos un fractal del Magno Universo, así como de la fuente creadora, del profundo amor, Dios o como quieran llamarlo, tenemos potenciales increíbles pero la gran lección a mi vida en estos últimos tiempos es: ¿Cuánto nos conocemos realmente? Y ¿Qué significa esto? Me he percatado que muchas personas no se conocen, ¿acaso una persona con conducta aparentemente impecable que termina convirtiéndose en asesino se conocía a sí misma?

Muchas personas han terminado cometiendo crímenes sorprendiéndose a ellas mismas, es decir, se desconocieron totalmente, claro está que hay otro grupo de personas que asesinan conscientemente, pero ¿por qué puede suceder eso? La respuesta es la negación al real ser. Conozco tantos personajes pretendiendo ser lo que no son que no terminaría nunca, en esta etapa de mi vida he decido sumergirme al inframundo como Kamikaze y conocerme bien, muy bien, y aún así siempre me sorprendo. La vida es un reflejo personal, lo que la vida nos muestra es el reflejo de nuestro interior y sé que a muchos no les gusta esto, en especial los que siguen viviendo a modo de víctimas.

Socialmente, Urano junto a Marte en oposición a Júpiter están revolucionando los sistemas de creencias limitantes, y ha salido a la luz la cantidad de personas homofóbicas existentes en el Perú, pero la buena noticia que esta salida es el principio del cambio, es energía en movimiento que antes estaba estancada, así que enhorabuena.

Conocernos a nosotros mismos es menuda tarea porque hemos aprendido a comportarnos tal cual nos dicta la sociedad, por lo que aprendemos a negar emociones, evadir situaciones, entrar en adicciones, y en otros casos volverse fanáticos que es la otra cara de la moneda. Ante una búsqueda de cambio muchas personas se aferran a la religión, espiritualidad, etc. y terminan siendo atrapadas por el ego espiritual o poses de maestro ascendido.  Se sigue con el mismo patrón de esperar que los demás cambien en vez de hacerlo uno mismo, otros adoptan posiciones de “salvadores” pretendiendo “transformar” al “caído”. He pasado por todo eso y gracias a mis caídas de narices me tocó desaprender y pulsar la tecla “reset all”.

El subconsciente es aquello que está oculto en nosotros y representa el 95% de lo que nos rige, otros dicen que es el 97% ¡una barbaridad!, es así que tenemos consciencia de tan solo un 5%. Toda esta parte oculta sabotea nuestras vidas porque aflora a una velocidad mucho mayor que la consciencia. Esta parte oculta no es visible en el ADN, y en Kabbalah se llamaría el mundo de las causas, ya que en este plano vivimos en el mundo de los efectos. De esta manera ¡qué apremiante es aflorar el subconsciente! Pero esto no es cosa fácil, es bastante caótico y es el proceso que está viviendo la humanidad, toda la luz está sacando muchas cosas “a flote”.

No es fácil romper un patrón aunque muchos hablan de fórmulas mágicas, es verdad que algunos son fáciles de romper pero otros han llevado generaciones, es así que hacer la corrección es una sanación cuántica a nuestro linaje, tanto pasado como futuro y la buena noticia es ¡Hemos venido a eso y tenemos el equipo necesario! En estos días he visto cartas natales tan desafiantes que me sorprende, pero los astrólogos estudian cartas natales de personas que han superado muchos obstáculos y ¡le han dado vuelta a los astros! Esto es realmente motivador, es decir, como decía Carl Jung  “aquel que mira afuera, sueña. Quién mira en su interior, despierta”.

He conocido personas de 30, 40 años que no saben qué hacer con su vida, pueda que tengan un empleo que les cubra sus necesidades básicas siendo eficientes pero viviendo en mediocridad, y sienten ese vacío que es el llamado de su alma a quien se niegan a escuchar. Cuando uno “se rinde” y caen capas, también afloran esos talentos escondidos que la persona no tenía la menor idea de que los tenía. Me pongo a pensar en aquella niña que no sabía lo que era el ballet y que el Universo le dio la gran revelación cuando vio “El Lago de los Cisnes” y desde ese momento supo que era su pasión, el tema es que muchas personas no saben cuál es su pasión porque se mueven  siempre en su zona de confort. El primer paso para el cambio es dejar de hacer lo mismo y buscar “otros ambientes”.

Esos patrones del subconsciente se “dejan ver” a través de las personas que más nos sacan de nuestro centro, aquellas que podemos llamar malvadas, envidiosas, o en el caso de la pareja, controlador, celoso, etc., Todo tiene un por qué, una persona víctima de una infidelidad responde a una vida siendo infiel a sí misma, una persona víctima de estafa responde a una vida de autoengaño, es resonancia, las programaciones se atraen para detonar lo que debe salir. Hay dos salidas o seguimos en papel de víctimas o aprendemos de  la situación, es la única manera, es la manera como tomamos consciencia y pasamos a un nuevo paradigma.

El tipo de relaciones que atraemos responde a cómo nos tratamos a nosotros mismos, si no nos valoramos y amamos, eso repercute en las relaciones y en la prosperidad. Muchas personas tienen programaciones de no merecimiento, es por ello que para mí los rituales externos no ayudan mucho porque la programación es interna, esa persona debe cambiar su chip y comenzar a cambiar su propia perspectiva de sí misma. Urano en Aries en oposición a Júpiter en Libra está laborando en esto para no seguir atrayendo el mismo tipo de relaciones a nuestras vidas, pero primero la labor es personal.

Ya he contado cómo la sombra se manifiesta en nuestras vidas, y es a través del juicio hacia otros cuando no la queremos ver, es por ello que lo que no nos gusta fuera debemos inmediatamente verlo en nosotros asumiendo responsabilidad en nuestras vidas, esto al final es una gran bendición, porque cuanto más integremos la sombra, sabremos reconocerlo en los demás y miraremos con compasión en vez de juicio, y por otro lado llegaremos a los corazones de los demás cuando primero lo hayamos integrado en nosotros, no podemos comunicar desde la teoría, debemos integrar esos aspectos ya que de lo contrario el mensaje no tiene el peso que debe tener, no podemos dar lo que no tenemos. Es por ello que hay que enseñar con el ejemplo, es como se llega a los demás, “por sus frutos” como decía el maestro Jesús.

Es así que hay que conocernos, encontrarán cosas agradables y desagradables como en la Caja de Pandora, pero éstas últimas hay que verlas como un aprendizaje, no es para auto flagelarse. Me pareció admirable cuando un amigo me dijo que estaba sintiendo mucha envidia, me parece admirable porque reconocer eso requiere mucho valor y es el primer paso para que eso aflore y sea abrazado. Así es.

 

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.