Publicaciones etiquetadas con: espiritualidad

Los Peligros de Ser Espiritual

Este artículo ha surgido luego de una serie de intercambios con diferentes personas, entre amigos, colegas, etc., haciendo un análisis de lo que hemos experimentado por “ser espiritual”, aunque espirituales somos todos.

Por ello para efectos de este artículo diré que las personas espirituales son aquellas que deciden emprender una búsqueda más allá de lo físico y material en busca de una transformación personal para obtener mayores niveles de consciencia.

Lo consciente es lo que ya conocemos, es lo visible y manifestamos. Cuanto más conscientes somos, más brillamos. El inconsciente es una caja de pandora porque no sabemos que puede salir de allí, por eso las personas espirituales deben enfrentarse a su propio inconsciente, y no todos terminan en una sola pieza.

Cuando buscamos la espiritualidad para olvidarnos de nuestros problemas materiales, la consciencia cósmica buscará aterrizarnos de forma desagradable porque no podemos evadir lo material o decir que eso no es “espiritual”. El gran problema que tienen muchas personas que buscan la espiritualidad es que sólo aceptan su parte luminosa y niegan su sombra, y eso hace que salga de manera desagradable, eso implica emociones densas, deseos reprimidos, pensamientos tóxicos, etc.

Conozco a muchas personas que detestan que se les hable del espejo, no aceptan esa teoría y eso sigue siendo una evasión de la realidad. Atraemos lo que somos, nos guste o no, y eso ocurre en las relaciones de parejas, amistades, vecinos, etc., basta que un aspecto sea afín para que una persona precise ese aprendizaje. No reneguemos de los ex tóxicos porque ellos nos vinieron a mostrar lo que debemos liberar en nosotros, por lo que también hemos sido tóxicos para otros, el problema es cuando nos ponemos en posición de víctimas y perdemos la oportunidad de ganar mucha luz (y no volver a atraer lo mismo).

La ley del espejo también ocurre entre “maestro-discípulo”, sin duda uno se puede sentir inspirado hacia un maestro para poder atraer luz a nuestras propias vidas, el problema surge cuando cedemos el poder, se da una atracción entre personas con baja autoestima, uno por un lado con el ego distorsionado que busca ser idolatrado y por el otro lado aquel que cede su poder. Estas historias las vemos en todas las religiones y tradiciones y es lamentable.

Emprender el camino espiritual implica enfrentarse a uno mismo en soledad, salir de la zona de confort, ver como personas se alejan porque pierden afinidad, etc., en síntesis no es fácil. Los cabalistas afirman que la luz la debemos ganar con mucho trabajo espiritual, hay que merecer la luz, así que no busquemos espiritualidades evasoras que nos pueden atrasar el proceso.

Debemos aceptarnos con nuestra sombra y con nuestra luz, el ego suele tener estrategias cada vez más sutiles y solemos recurrir al autoengaño (como forma de defensa personal), así que debemos estar muy atentos a nuestras emociones más densas ya que las emociones son energía en movimiento y nos están mostrando donde tenemos la energía estancada, por consiguiente “ser espiritual” no significa tragarnos las emociones porque de lo contrario nos podemos enfermar. Nuestra mente puede aceptar situaciones pero puede ser saboteada por las emociones y el camino de la coherencia interna nos libera de la enfermedad.

Cuando nuestra energía fluye de manera coherente, íntegra, no hay lugar para la enfermedad, pero que el ego no nos juegue malas pasadas ya que hay cosas que están es nuestro inconsciente que como dije es una caja de pandora y nos puede sorprender, por lo que no podemos bajar la guardia. Esto es guerra, la guerra contra todas nuestras oscuridades internas, la guerra no es hacia afuera, lo exterior sólo lo refleja, y todo esa incomodidad es un gran potencial para ganar más luz. A la oscuridad no se le pelea, se la ilumina y se deja de ser afín a ella.

Ser espiritual puede ser muy peligroso porque vamos ganando luz, pero aquellos aspectos que no queremos reconocer se vuelven un peligro para nosotros mismos y para los demás, por ejemplo, si no queremos reconocer nuestras envidias podemos mandar un mal de ojo a los demás y realmente les hacemos daño. A mayor consciencia, mayor responsabilidad, lo mismo sucede con la palabra, los decretos son más poderosos para bien y para mal.

Ser espiritual nos debe llevar a una libertad más allá de conceptos. Perdonar es importante, y si eso no se logra a corto plazo no importa, que tome su tiempo, pero no debemos asumir que ha sucedido cuando no es verdad, puesto que nos hacemos mucho daño a nosotros mismos. Auto observémonos, sincerémonos con nosotros mismos, separemos el ideal de persona que queremos ser con lo que somos en este momento y el camino será lo importante, no nos salteemos procesos. Todos somos especiales y nadie es especial al mismo tiempo, porque nosotros no tenemos células preferidas, D-ios tampoco tiene humanos preferidos, pero sí somos únicos en la diversidad y nuestra distinción debe estar al servicio de la unidad, si no, no tiene sentido. Ser espiritual es revelar la luz para la humanidad, no para nosotros mismos, y el verdadero sentido de la tradición de la kabbalah es recibir para dar, porque no podemos dar lo que no tenemos.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

¿Podemos amarnos sin conocernos?

Estos días han sido algo oscuros para mí, y cuando digo oscuros no quiero decir que sean malos, son días de vacíos, no puedo forzar a crear algo nuevo, siento falta de inspiración pero no me preocupo porque sé que es la antesala a una nueva creación. Los vacíos existenciales antes me desequilibraban mucho y buscaba hacer cosas evasivas sin consciencia, y al llenar esos vacíos con cosas superfluas perdía el potencial creativo. Lo bueno es que a lo largo de nuestras vidas vamos conociéndonos a nosotros mismos, o es lo que debemos hacer ya que de lo contrario entramos en bucles, patrones que se repiten con diferentes escenarios pero que buscan que integremos las lecciones.

Conocerse a uno mismo es fundamental, existe un enunciado que dice “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, pero ¿qué sucede cuando ese “yo” está distorsionado? El “yo” en el Árbol de la Vida está simbolizado por la esfera de Tiferet, el corazón y dentro de nuestro sistema está simbolizado por el sol. La energía solar distorsionada conlleva a un ser egocéntrico o egoísta. Cuando una persona adopta una imagen que no le corresponde, está dominada por su ego, lo mismo sucede cuando alguien se cree superior o inferior a otros.


Cuando nos hayamos despojado de todas esas cáscaras que ocultan a nuestro real ser, podremos decir que nos conocemos a nosotros mismos y este camino hacia el real ser es la verdadera esencia de la espiritualidad. No es nada fácil porque debemos ir a nuestro Universo interior, conocer nuestra sombra, abrazarla, trascenderla, y esto genera muchísima confusión en las personas espirituales, ya que al anhelar ser seres de luz, rechazan su sombra y ésta saldrá siempre de manera indeseada. La vida nos va demostrando nuestros avances espirituales en nuestras creaciones y manifestaciones, nos guste o no. En la tradición cabalística anhelamos alcanzar la Tierra Prometida y ser reyes de nuestro propio reino, por lo que la prosperidad y abundancia en nuestras vidas deben ir de la mano con nuestras filosofías de vida, y si esto no se da, por lo menos hacerlo consciente y no autoengañarnos.


Todos pensamos que nos conocemos, seguro aquel hombre pasivo y “buena gente” que terminó asesinando a su esposa pensaba que se conocía, o cuando realizamos actos bajo efectos del alcohol u otras sustancias. El Árbol de la Vida es una excelente herramienta para ver dónde están nuestros desequilibrios y donde se presenta el “mal” en nuestras vidas, que a nivel cabalístico es energía mal colocada. Los seres humanos no sabemos cómo gestionar nuestra energía, ponemos mucha energía donde es intrascendente y muy poca donde sí debemos colocarla.


El “mal” para la cábala cumple una función que es darnos mayor luz, y cuando vivimos en constante caos lo que buscan estos ángeles acusadores es perder el juego, pero casi siempre ganan o deben ocurrir eventos de mucha oscuridad para dar saltos cuánticos de consciencia. Por consiguiente, no podemos amarnos sin conocernos, por más que pensemos que es así. Todos en este planeta debemos hacer correcciones, algunos deberán laborar en sus relaciones de pareja, otros en la autoconfianza, prosperidad, salud, etc., la carta natal sirve para identificar aquello que nos puede dar una pista como un mapa de ruta para romper con lo ya conocido, y los caminos y herramientas que se utilicen serán dedición y resonancia de cada uno.


El camino espiritual implica dejar de ser esclavos de paradigmas limitantes, de verdades coyunturales y programas inconscientes, todo eso es idolatría de acuerdo a la cábala, ya que nos volvemos dogmáticos cuando defendemos a capa y espada pensamientos, filosofías, religiones, acciones, etc. Despojarnos de todo eso, desaprender, en una real labor interna que implica salir de la zona de confort.


Sin embargo, las personas que no “están tan mal” prefieren permanecer como están, porque pueda que tengan un trabajo bien remunerado pero que lo detestan, o permanecen en una relación “por los hijos” “el qué dirán”, “miedo a la soledad”, etc.
Por consiguiente, el camino del autoconocimiento es labor de valientes, se trata de respetar el verdadero significado de “Honrarás a tu padre y a tu madre”, que no se trata de ser obedientes y respetuosos (que está bien), sino sanar todos aquellos paradigmas limitantes que hemos heredado de nuestros ancestros y que sabotean nuestras vidas. Conozco personas muy exitosas en su trabajo, pero que sin embargo tienen una vida amorosa desastrosa y viceversa, eso puede observarse en la carta natal que como punto de partida es una excelente herramienta.


Las Herramientas


Las herramientas se van convirtiendo en excelentes aliadas en nuestras vidas, por ejemplo en mi caso la meditación es una herramienta para aquietar mi bulla mental y lograr recibir mensajes de los mundos superiores para ayudarme en mí día a día. Cada alma irá resonando con lo que va precisando, algunas personas se ayudan con yoga, otras yendo al psicólogo, estudiando cualquier tradición hermética, etc. El punto es que nos ayude a seguir revelando luz oculta en nuestras vidas.


En un principio solía leer muchos libros de autoayuda, ver videos de gurús y conferencistas famosos, y sin duda me ayudó mucho pero fueron los primeros pasos que necesitaba en el camino de mi transformación, ya que también pasé por espiritualidades evasivas que me desanclaron de la Tierra, de la lógica y el sentido común e incitaban la adopción de una imagen sin real transformación, pero de eso también aprendí mucho.


Si alguien desea permanecer en su zona de confort está bien, pero si deseas ganar luz en tu vida hay que transitar por la incomodidad. Dios le dijo a Abraham: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré”, Génesis 12. Si lo leemos a nivel literal, Abraham debía “mudarse”, pero el nivel sod (secreto), nos indica que Abraham tenía que dejar atrás la zona de confort y la idolatría que representaba su padre que fabricaba ídolos, pero a un nivel más profundo se trata de dejar nuestras propias idolatrías emocionales, mentales, las imágenes del ego, etc.


Finalmente, el amor está en todo pero distorsionado y como decía el ocultista Eliphas Levi “El Diablo es Dios jugando a ser malo”. Todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior, y atraemos lo similar a nosotros. En las reglas metafísicas no aporta vestirnos de blanco o ser personas devotas, usar turbantes o sotanas, si no hay una labor interior.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

10 Maneras para formar parte de la Masa Crítica

Los científicos descubrieron que existen campos morfogenéticos que están entrelazados, por lo que ante algún nuevo nivel en la valla de una especie, la información será transmitida a toda la Tierra, afectando a las especies que ni siquiera tuvieron contacto con los primeros, esto mismo sucede en la humanidad.

La masa crítica corresponde a un porcentaje de la población que realiza un cambio, en este caso de consciencia. Cada uno se auto elige, y esto implica una labor interna y transformación muy grande. Es mucho más que leer libros de autoayuda, tener un gurú o seguir a guías espirituales. Esto va más allá de manejar conceptos, argumentos y teorías, debe llegar al nivel de la acción y un gran nivel de auto conocimiento.

Es por ello que en este artículo he seleccionado 10 maneras para formar parte de la masa crítica que nos llevará a la quinta dimensión.

  1. Dominar la Mente Parásita

De qué sirve tener conocimientos de budismo, hinduismo y otras tradiciones si la mente no deja de dominarnos generando ansiedad, depresión, angustia, etc. Esto es fundamental, es importante buscar las maneras para tener una mente equilibrada y mantenerlo no sólo durante el tiempo en que practicamos la meditación o el yoga, sino todo el tiempo. Estar en estado de presencia mientras hacemos limpieza, cocinamos, caminamos, etc. Esto es fundamental porque los pensamientos nocivos hacen mucho daño a la naturaleza ya que se crean egregores negativos que generan caos en la humanidad.

2. Integridad

Todo nuestro sistema interno debe estar en estado de coherencia. Nuestras incoherencias internas generan enfermedades y caos en el exterior. Esto implica integración entre nuestros pensamientos, emociones, deseos y acciones.

3. Amor a la Madre Tierra

La Madre Tierra nos da cobijo y nutrición, lo mínimo que debemos hacer es respetarla y cuidarla. Debemos tener una conciencia ecológica, evitando el uso de plásticos y tener una política de reciclaje, de igual modo no apoyar a personas e instituciones que atentan contra la Tierra.

4. Consciencia de Unidad

Todo lo que separa en estos tiempos es nocivo para el sistema, debemos buscar la unión de todo porque somos una unidad. Respeto por la creación; minerales, flora, fauna. Si seguimos viendo las separaciones por género, religión, raza, creencia, etc., seguimos en la vieja era.

5. Altruismo

Los deseos egoístas no van en la nueva era. Pensar sólo en el propio beneficio no suma en la quinta dimensión. Los emprendimientos deberán enfocarse para el bienestar de la humanidad. Comprender que el bienestar del otro es nuestro propio bienestar.

6. Conectar con Intelectos Divinos

Antes admirábamos la inteligencia, pero ahora no es suficiente debido a que se puede ser inteligente y no traer nada nuevo al mundo. La nueva era es para los creadores, los que traerán nuevas realidades al mundo, y para ello hay que laborar con el hemisferio derecho del cerebro. Pero ojo, el Universo no te ofrecerá intelectos divinos si no eres capaz de llevarlo a cabo, no sólo hay que recibir las ideas sino realizarlas.

7. Sacralizar la Sexualidad

La sexualidad es sagrada y no debemos profanarla. Con la sexualidad creamos el peor del caos o las mejores creaciones para la Tierra. Ya no son tiempos de compartir energía de manera irresponsable. Con la sexualidad se mezclan los karmas, así que tener muchas parejas sexuales sólo para complacer nuestra parte animal contamina nuestro canal y se genera caos en la Tierra ya que “nacen” entidades sin cuerpo que no son visibles pero traen problemas a las personas que no tienen idea por qué les va mal. De igual modo, el mal uso de la sexualidad trae escasez económica. La sexualidad es un medio para crear realidades, así que las personas que lo practiquen con consciencia están ayudando a crear la masa crítica.

8. Pro- activos en vez de re activos

La vida nos pone constantes pruebas para ser mejores personas. Cuando no aprendemos las lecciones, el Universo nos repite pruebas con mayor dureza. Cuando no se aprende quedamos atrapados en bucles espacio temporales, en círculos viciosos. Debemos dar saltos cuánticos para ingresar a nuevos paradigmas. “Honrarás a tu padre y a tu madre” significa que debemos sanar los patrones limitantes de nuestro linaje familiar. “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Albert Einstein.

9. Trascender la dualidad

El misticismo judío nos incita a ser justos, y esto va más allá del bien y el mal. No podemos ser buenos con los demás y no serlo con nosotros mismos. Ser injustos con nosotros mismos hace mal al sistema y la naturaleza tratará de aniquilarnos, por eso nacen las enfermedades.  Ser uno mismo es el camino, suena simple pero es sumamente complicado para quienes se crearon una imagen externa. Como decía Carl Jung “Prefiero ser un individuo completo que una persona buena”. Esto implica conocer nuestros lados oscuros, dejar la represión y comenzar a brillar.

10. Ser los nuevos Templos de la Presencia Divina

Esto resume todo lo anterior. Ya no son necesarios los templos de piedra y concreto sino somos nosotros los nuevos templos y debemos ser herramientas de la divinidad en la Tierra. ¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? 1 Corintios 3:16

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.