Uncategorized

El Rigor en la Misericordia

Sacrifice_of_Isaac-Caravaggio_(Uffizi)En el Árbol de la Vida existen tres columnas, Rigor, Equilibrio y Misericordia, para alcanzar el equilibrio debemos recurrir a la templanza, como la carta del tarot. Los 22 arcanos mayores del tarot simbolizan los 22 senderos del árbol de la vida y se crearon para personas que no tenían acceso al estudio de la Torah y el Zohar. La templanza no se trata de medias tintas, es el justo medio, y de allí la consigna de los Caballeros de la Orden del Temple. Los que estudiamos cábala sabemos que las sephirot no son iguales en tamaño, de la anterior se forma la posterior. De Jesed (Misericordia), sale Guevurah (el Rigor o la Fuerza).

La Misericordia en la Vida es fundamental en la humanidad, es la que nos da esperanzas para seguir el camino, pero un exceso de misericordia trae desequilibrios en la vida. Comencemos por el hecho de que el rigor también es una manifestación de amor de la divinidad. Debemos proteger a los niños para que no introduzcan el dedo en el enchufe, también debemos corregirlos cuando no se están portando bien, y lamentablemente veo mucha confusión en padres jóvenes que aplican total misericordia y nada de rigor en sus hijos, lo que va a generar serios problemas en el futuro en su vida adulta.

La gran consciencia de amor universal es totalmente dadora, y en otros tiempos daba sin condiciones hasta que el receptor quiso ganarse el mérito de recibir, es decir de ser merecedor de las bendiciones, allí las reglas cambiaron. En el libro del Bereshit o el Génesis, cuando narran el proceso de creación en siete días mencionan que Dios siempre afirmaba que todo era bueno. Cuando crea al ser humano y luego lo divide en hombre y mujer, y ambos “consumen del árbol del conocimiento del Bien y del Mal”, comenzó el libre albedrío en la humanidad, es decir, se nos “vistieron” con las capazones que tapan nuestra verdadera esencia de luz (klipot), para comenzar a vivir una vida de rigor y con reglas astrales. Aquellos astros fueron autorizados a intervenir para que se cumplan las leyes del karma, y nuestro camino de retorno a casa es recordar quiénes somos y volvernos a desnudarnos ante la creación, en total pureza, ya sin hojas de parra, sin klipot.

Sin esta norma astral, la humanidad se hubiera autodestruido sin duda. Aquel planeta Saturno que los astrólogos tradicionales lo denominan como un planeta nefasto, para los astrólogos de la nueva era es nuestro maestro de rigor. Sólo aprendiendo las lecciones podremos acceder al alma de Saturno, que en el Árbol de la Vida es la esfera Binah, la Inteligencia. La historia ha demostrado que personas con cartas astrales realmente difíciles han logrado salir adelante en la vida, cuando el rigor los convirtió en personas responsables y comprometidas. Cuando conocemos lo que venimos a corregir, dejamos el mundo de la fantasía para laborar en nuestras oscuridades para poder acceder a la Misericordia, el Jesed del Árbol de la Vida, representado por el planeta Júpiter. Si bien la astrología cabalística enfatiza en no utilizar los astros de manera predictiva, es fundamental conocer nuestra carta natal como mapa de ruta para hacer consciente lo que vinimos a corregir, de lo contrario permaneceremos atrapados en el victimismo.

Tener libre albedrío implica seguir al oponente o a Dios, tan solo existen dos opciones. Sin duda las klipot al tapar nuestra luz hacen que seamos blanco mucho más fácil, es por ello que ahora soy mucho más consciente de la importancia de la Teshuvá, la Tefilá, la tzedaka, seguir las mitzvot para convertir las klipot en midot, verdaderos valores y virtudes. Meditar nombres de Dios sin consciencia lo que genera es una aceleración de karma para que caigan las klipot, nada bonito, es por ello que para ser pura vasija y que caiga directa la bendición, hay ardua labor por hacer, el camino del autoconocimiento es fundamental. La gente no se conoce a sí misma, por eso no se puede hablar de autoestima ¿se puede amar a quien no se conoce? En otras entradas he explicado que nuestras incoherencias se manifiestan debido a que están en el subconsciente, por lo que debemos hacerlo consciente, sacarlo a la luz para ir hacia el camino de nuestra integridad personal.

La vida siempre nos dará rigor mientras vivamos en piloto automático, si las situaciones se repiten una y otra vez haz una pausa y pregúntate ¿Qué quiere aprender mi alma con esto? ¿Debo seguir esperando que lo externo cambie o soy yo quien debe hacer cambios? Eso aplica a todo lo que estamos manifestando en la vida, lo bueno, lo malo, las cosas que atraemos como imán, es NUESTRA RESPONSABILIDAD.

Las personas con mucho “Jupiter” en su carta, pecan de optimistas y tienen poca tolerancia a la frustración, pueden llegar a creer que son dueños del mundo y dejan de lado responsabilidades y compromisos, quedándose en una zona de confort donde no es posible evolucionar. Se evoluciona en la “Zona de no Confort”, aquellos desafíos que nos pone la vida que nos permite develar más luz en la oscuridad.

Jesed, la misericordia, está simbolizada por el patriarca Abraham y Gueburah, el rigor, por el patriarca Isaac. Aquel episodio bíblico donde él debía sacrificar a su hijo simboliza el rigor en la misericordia, donde Abraham no tuvo ningún tapujo en acatar, lo mismo Isaac, que ya era un hombre maduro y que claramente podía “oponerse”. Al final la misericordia manda sobre el rigor, y en este plano es a través del rigor donde podemos acceder a la luz, aquella que está siendo taponeada por las klipot. El rigor pasa a ser “fortaleza” en nuestra vidas y solo podemos acceder a la luz que podemos soportar. El camino para ser verdaderos justos, Tzadikim, es a través de la templanza, el justo medio entre el rigor y la misericordia.

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

¿Quién es Lilith?

Lilith-2

He dudado mucho si escribir esta entrada porque me he visto en situaciones agresivas de ciertos fanáticos en algunos grupos. La verdad es que siento compartir mi sentir respecto a esto porque hay mucha confusión, y con esto no quiero decir que sea dueña de la verdad.

Para los cabalistas Lilith es una demonia, alma gemela de la serpiente que “tentó” a Eva. Todo lo que está en la Biblia está codificado, interpretarlo de manera literal trae más problemas que otra cosa. También he leído que fue la primera esposa de Adán y que no quería ser sumisa, y esto le hizo ganar muchos puntos en el feminismo.

Como yo lo veo, era un ser que pertenecía a otra creación y que se coló en  nuestro sistema (aunque suene bien tecnológico). Lilith y Samael son como un software que no quisieron ser obsoletos. Hay un personaje de la película Matrix “El Merovingio”, que tenía que haber sido destruido por los “Smith”, pero sin embargo se volvió un software rebelde con sus propias reglas y sus respectivos seguidores.

Ante la caída de Adán y Eva, que consistía en tener un cuerpo físico y una vida bastante dura, su misión era transformar la parte maligna de la creación en luz para glorificar al creador en la dimensión más densa llamada Malkuth, más claro, Planeta Tierra, porque en la serpiente también yace la chispa divina del creador. Es así que Eva sabía muy bien el trato que estaba haciendo con la serpiente.

Sinceramente no resueno con los escritos sumerios donde mencionan que Lilith se auto exilia y lo deja a Adán. El Jardín del Edén no es un lugar físico, está en otra dimensión y el Zohar explica que Adán se separó de Eva y estuvo con Lilith largo tiempo, lo mismo sucedió con Eva y la Serpiente. Ambas parejas dieron mal uso a la sexualidad, degradándola. Caín fue fruto de la relación entre Eva y la Serpiente, y cuando Adán regresa con Eva nace Seth.

Astrológicamente Lilith es un punto matemático que simboliza la sombra no aceptada de la humanidad, y tiene total sentido. La figura del demonio es aquello que tapa nuestra luz, todo aquello que no hemos integrado o lo que no queremos ver, por eso para los cabalistas el demonio es el ego, Satán significa oponente y nos va a afectar en la medida que no abracemos nuestra oscuridad, y claro tienen efecto sobre nosotros mientras estemos desintegrados, causando una serie de ataques psíquicos que nos manipulan y nos desconectan, pero todo esto es un juego. Quien mira afuera tiene todas las de perder en este juego, el oponente tiene las mejores artimañas, pero nosotros decidimos aceptar este juego, porque para ganar un partido se requiere un oponente, de lo contrario no habría mérito al ganar un juego sin oponente.

Pues bien, la figura de Lilith sin duda ha sido importante en una etapa donde la mujer era totalmente sumisa, subordinada y prácticamente un objeto. Lo femenino ha tenido que irse a la otra polaridad, asumiendo roles masculinos, disfrazando el concepto de “mujer empoderada”. Recordemos el éxito que tuvo la serie “Sex in the City”, cuatro mujeres independientes cuya vida amorosa no era nada armónica, pero sin embargo siempre tenían tiempo para vestirse bien y tomar un Cosmopolitan. Vaya todos caímos en el juego, incluso yo cuando vivía mi vida bohemia, a las mujeres quisieron convertirlas en seres más mentales que emocionales (lejos de su naturaleza), negando su verdadero sentir, creyendo que podíamos tener la vida sexual igual que la de un hombre (que tampoco debe caer en la promiscuidad). Si no fuera poco, salen en TV sexólogas incitando una vida sexual digna de una película pornográfica. ¿Eso es empoderamiento? Pues bien, mis respetos a Lilith por seguir confundiendo a la gente.

Las mujeres influenciadas por Lilith piensan que hay que comportarse como prostitutas en la cama y lo que hacen es que los hombres derramen su semen, y con este jueguito la humanidad sigue en su cárcel, game over. El semen es la semilla de la vida y la semilla creadora de vida, el mal uso de la sexualidad crea demonios que se alimentan de esta energía ya que no tienen energía propia, y de esa manera se acrecienta el miedo y caos en la humanidad. La humanidad crea realidades con el semen genital y con la saliva, a través de los decretos. Los oponentes no quieren que esto se sepa y la ponen a Eva como una estúpida sumisa cuando es el alma gemela del Adán original, que ambos formaban parte de un mismo ser antes de la caída.

La misión de Samael, la serpiente, es que no sepamos cómo controlar el influjo de los astros, por consiguiente alejarnos del estudio de la cábala, que bastante difamada está. La misión de Lilith es que los hombres pierdan su semilla. He visto tantos hombres con potenciales tan extraordinarios atrapados en relaciones casuales, sin compromiso, que no entienden los vacíos que tienen debido a la pérdida de su semilla. El hombre está tan dañado que solo busca satisfacer su parte baja, su genitalidad, convirtiéndose en vampiros energéticos y ensuciando el canal de la mujer, que termina con el aura gris. Involucrarse en la sexualidad sin amor es el triunfo de Lilith.

Pero recordemos, el oponente nos está mostrando aquello que está en nuestro interior, las reglas de juego son clarísimas, a nosotros se nos mide la integridad constantemente a través de tentaciones y situaciones. Todos nosotros tenemos incoherencias y contradicciones internas, y allí están las fisuras donde ingresa el mal, tiene tanto poder para convencernos de cómo actuar, de cómo justificar nuestros autoengaños. Estas capas (klipot) son las que nos quitan visión, pero tampoco estamos aptos para soportar la luz, nadie dijo que sería fácil. Sin embargo cuando comenzamos hacia un camino de disciplina y determinación las cosas realmente cambian.

Dejemos de lado poses espirituales, abrazos fingidos, palabras que no se sienten realmente. Miremos la oscuridad con responsabilidad, pero la táctica maestra del oponente es que abraces demasiado tu oscuridad y te identifiques con ella, alentando tus actos deshonestos ante ti y los demás, justificando adicciones y malos hábitos, etc.

Mi pregunta es: ¿Quieres ser Lilith o quieres ser sacerdotisa? La sacerdotisa eleva la energía sexual a ámbitos más espirituales, involucrando a Dios en el acto sexual. Las mujeres somos vasija, el hombre representa la luz y sin vasija no puede ingresar luz. Ese es el santo grial, el cuerpo y la sangre (ADN divino), tú eliges.

Debo dar gracias al mal porque también me protegió de aquella luz que no podía soportar, y aún lo sigue haciendo, la diferencia es que conscientemente busco seguir accediendo a la luz a través del autoconocimiento, perdonando mi pasado y convirtiéndome en otra persona, así los astros no tendrán a quien influenciar, más que de manera positiva, así la misericordia dominará al rigor, como debe ser. Sigan con el autoengaño y el universo les mostrará rigor ante la tibieza. Que la luz, el amor y la verdad prevalezca, que muera el viejo yo limitante, que nazca tu verdadero ser de luz.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | 5 comentarios

¿Ser o Hacer?

Vigila tus pensamientos, porque se convierten en palabras.

Vigila tus palabras, porque se convierten en actos.

Vigila tus actos, porque se convierten en hábitos.

Vigila tus hábitos, porque se convierten en carácter.

Vigila tu carácter, porque se convierte en tu destino.

Mahatma Gandhi

serhacerAyer domingo me sentía sumamente cansada, no podía descansar del dolor que tenía en los pies, pero me puse a pensar en muchas cosas, una de ellas era sobre qué es más importante si  ser o hacer.  Comienzo esta entrada con la cita de Gandhi, donde menciona que al final los actos se convierten en nuestro destino, es decir, terminamos siendo lo que hacemos.

Somos lo que pensamos, hablamos y hacemos, es lo que nos define al final de cuentas. Esta inquietud surge luego de ser consciente de que muchas personas “emprenden”, “hacen” cosas y no obtienen resultados esperados. Cuando a mi me sucede eso no voy a negar que me frustra mucho, pero si algo he aprendido en la vida es a ver el trasfondo de todo esto, ya que nada es aislado ni fruto de la mala suerte, todo es efecto de una causa, y esa causa… somos nosotros.

Ya he compartido dos videos acerca de la energía de escorpio, y es que cuando estamos en el mes de un signo, y en este caso particular, 13 meses de Júpiter en Escorpio, sin duda esta energía es la predominante en el mundo. Todos somos del signo de escorpio en este tránsito independientemente de dónde está tu sol. Dicen que a los escorpio les irá bien, yo más bien pienso que eso es factible en la medida de lo posible debido a que conocemos esta energía y no nos agarra de sorpresa. Pues bien, ya dije que todo sale a luz, las cosas ocultas de nosotros mismos, que son las causas de las causas.

Debo decir que me ha tocado desaprender mucho, y este tránsito de 2 años y medio de Saturno en Sagitario, sin duda ha transformado muchas filosofías de vida y creencias religiosas, y es que cuando yo busqué a gritos el mundo espiritual, cansada de mis vacíos existenciales y de mis excesos, lo primero que llegó a mis manos fue mucho contenido New Age, que sin duda me ayudó muchísimo, pero también me di cuenta que me limitaba. Recordemos que la época hippie fue una gran oportunidad de despertar de consciencia y sin embargo todo quedó en lindas teorías y una gran incoherencia entre lo que se decía y lo que se hacía, y es que la teoría  no funciona sin la práctica.

Hay libros hermosos y recomendaciones extraordinarias, podemos aprender de grandes maestros como Jesús, Buda o cualquier Gurú, pero sin embargo NO SOMOS ELLOS, hay que partir por el hecho de que no somos maestros ascendidos sino que estamos en un camino espiritual, y es una gran oportunidad  para dejar ver las sombras en vez de taparlas porque éstas saldrán de manera muy desagradable. La energía de escorpio sacará a la luz a muchos falsos maestros, no porque ellos hayan tenido esas intenciones sino que  asumen poses espirituales cuando no han hecho una verdadera labor de consciencia. Es verdad que en el camino vamos viendo logros, como ver con el tercer ojo, el despertar de la kundalini, las canalizaciones, clarividencia, etc., pero todo eso sin labor de consciencia no sirve para nada, al contrario puede llevar a una gran distorsión, por eso soy enfática al decir que hay que respetar el proceso personal de cada persona y no forzar nada, cada uno puede soportar una cantidad de luz, si una persona recibe más luz de la que puede procesar simplemente se puede volver loca.

Me he puesto a pensar por qué he hecho cosas que no han funcionado o no han dado los resultados esperados. La respuesta siempre ha sido la misma: mis incoherencias internas, lo tengo clarísimo. Les recomiendo leer mi antigua entrada “las incoherencias de nuestras vidas”, pues bien, hay que descubrir dónde está el saboteador de todo esto, puede ser  mi Quirón natal o la posición de Saturno, etc., sin duda los astros y la numerología ayudan mucho a encontrar estas incoherencias que se manifiestan en patrones repetitivos, pero el hecho es que hay que ir al fondo del asunto.

Ghandi habla de destino, porque claro, cuando vivimos en piloto automático vivimos a merced de los astros, repitiendo los malos hábitos, los malos pensamientos y las malas acciones, pero basta que comencemos a hacer cosas diferentes para poder obtener resultados diferentes.  Siempre hay que estar atentos a las respuestas del cuerpo, es más rápido que la mente, pero sin embargo la mente cuando interviene inmediatamente justifica sus acciones limitantes o simplemente se evaden como si no quisiéramos escuchar la voz de Dios.

Hace unos días leí un libro muy impactante “Autobiografía del Satán”, de Yehuda Berg, sin duda muy claro respecto al tema de las voces, y es que en este plano o escuchamos a Dios o al Satán, que es el oponente, nuestro ego limitante, que si se manifiesta en acontecimientos externos pero responden a nuestro mundo interior, nos guste o no. Es así que hay que tomar responsabilidad por las cosas que nos suceden, las bonitas y las feas, así nos volvemos proactivos en vez de reactivos. Entonces no me cansaré de decir que el prójimo es el espejo donde se refleja lo bonito y lo feo de nosotros, la diferencia radica en cómo actuamos al respecto, con el mismo cuento o ponemos un hasta acá.

Hace dos años conté mi experiencia de cómo dejé el alcohol, y es que tal como dicen los cabalistas, muchas veces el ego necesita una experiencia de humillación para dejar un mal hábito, pues si, toqué fondo con el alcohol, pensaba que lo tenía bajo control porque podía poner ciertos límites pero en algunas ocasiones simplemente me controlaba por completo y mi ego limitante se auto engañaba diciendo que eso ocurría muy poco, hasta que finalmente toqué fondo, y el verdugo que manda el Universo puede ser cualquiera, mandará a la persona perfecta para el juicio.  Y claro, ya había ingresado al mundo espiritual, me gustaba conectar con ángeles y sin embargo mi mundo incoherente de vaivenes vibracionales lo que generaba era que ciertos días me acompañen ángeles y otros demonios (aunque todos son ángeles, solo para efectos prácticos).

Dejar el alcohol generó toda una sanación interior y purificación interior, a esto se sumó mi coherencia con la energía sexual. No era consciente de la importancia de cuidar la energía y si me sentía sola + efectos del alcohol, podía terminar con un amigo de quien no estaba enamorada, cayendo a un mundo de mayor incoherencia. Así fue que los guías me mandaron celibato lo que permitió el despertar de mi kundalini, así que de eso puedo hablar por práctica, no por teoría. A este mundo hemos venido a reparar nuestros errores, pero si no nos conocemos a fondo esto no es ni medianamente posible, seguiremos fantaseando acerca de la luz, pregonando amor y paz con acciones que demuestran lo contrario.

Yo les cuento esto porque quizás se puedan identificarse con algo, pero les digo el ego es muy astuto, se las sabe todas, tiene los mejores argumentos que hace que uno mismo se crea sus propias mentiras. Así que la labor es fuerte como de militar, y no estoy a la altura de los cabalistas que sin duda tienen una vida  ejemplar, pero hay que dar los primeros pasos. Los que estudiamos cábala aprendemos sobre la Teshuvá, Tefilá y Tzedaká, el primero es más allá de un arrepentimiento, de tomar acciones. La Tefilá es la acción de dirigirse a Dios, lo conocemos como oración pero es más que eso, y la Tzedaká es la caridad, muchas religiones dan el 10% de sus ingresos.  De igual modo el cumplimiento de los mitzvot, que son los mandamientos para finalmente ganarnos las midot, que son cualidades, atributos, lo opuesto a las klipot que son las cáscaras que no permiten que afloren estos atributos. Como he mencionado ser a imagen y semejanza del creador implica tener las cualidades de los ángeles, a ellos no se les llama, se les gana por merecimiento y afinidad al SER COMO ELLOS.

¿Ser o hacer? Pues van de la mano. Mis acciones definen mi ser íntegro. Las incoherencias nos fragmentan y nuestro camino es hacia la integridad. Cuando nos integremos interiormente, podremos ver el mundo como parte de una unidad (esto seguro lo has leído, pero funciona en la práctica no en la teoría)

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.