Hannah Karina Sandoval

Las Fisuras en el Mundo Espiritual

Con el estudio de la Kabbalah he aprendido que nosotros mismos impedimos que llegue el flujo de bendiciones a nuestras vidas, y con ello me refiero a todo: salud, dinero, amor, sabiduría, etc. En síntesis, la abundancia en nuestras vidas. Las bendiciones llegan a través de canales que pueden obstruirse cual tuberías que hay que desatorar. Al principio no entendía por qué decían que la kabbalah es una ingeniería, ahora lo comprendo mejor, y es que es una serie de conocimientos, de leyes cósmicas que rigen nuestra vida en la Tierra. Estas leyes hay que conocerlas y aplicarlas, inclusive hay cosas que no tienen mucho sentido en un nivel lógico, pero repercuten en nuestras vidas.

Aún seguimos en el mes de Tamuz (Cáncer) en el calendario hebreo a pesar de que astrológicamente el sol ya ingresó a Leo (Av). Los meses en el calendario hebreo comienzan con la luna nueva que es la cabeza de mes (Rosh Jodesh), que será el 1ro de agosto. En este mes me he dedicado a hablar de la salud porque tal como lo explican los cabalistas, cuando hay fisuras en el mundo espiritual afecta todo, no solo la salud, sino el dinero, proyectos, las relaciones, etc. Recordemos que la “felicidad” en este plano implica un equilibro entre lo material y espiritual, muchas personas tienen todo a nivel material y son muy infelices. De igual modo, muchas personas son muy espirituales pero no logran cosas a nivel material. Es por ello que quiero compartir algunos de estos cortocircuitos que solemos cometer que impiden que descienda el fluyo de bendiciones a nuestras vidas, tener en cuenta que puede repercutir en alguna de las bendiciones mencionadas o en todas.

  1. Tener relaciones sexuales con la menstruación.
  2. Hacerse tatuajes (en el mundo físico se ha comprobado que afecta el sistema inmunológico, en el mundo espiritual crea fisuras). Se puede reparar.
  3. La envidia
  4. Hablar mal de otros
  5. Llevar una vida sexual desordenada (hombres al perder su semen, mujeres al ensuciar su canal)
  6. Comer cerdo (chancho), mariscos
  7. Comer carnes sin un apropiado sacrificio (sin maltrato y con oraciones para elevar el alma)
  8. Comer carne con sangre (los animales deben ser desangrados).
  9. Ser incoherentes (nuestros pensamientos deben estar alineados al corazón, así como emociones, deseos y acción)
  10. El egoísmo (cuando sólo deseamos para nuestro propio beneficio)
  11. Tener agendas ocultas (hacer acciones buenas o correctas pero con intenciones ocultas como retribución emocional, honores, reconocimiento, etc.).

Acciones que propician el flujo de bendiciones:

  1. Cumplir el propósito de vida
  2. La corrección de nuestros karmas
  3. La caridad
  4. El diezmo (el 10% de nuestros ingresos darlo donde creamos conveniente)
  5. El ayuno
  6. La oración con intención
  7. Las meditaciones cabalísticas (no hacerlas si no van acompañadas de acciones e intenciones porque no harían bien).
  8. Servicio y voluntariado
  9. El estudio de la Torá (Biblia) y el Zohar.

Pueda que varias cosas no les resuene o no les encuentren sentido, yo sólo les comparto algunos secretos cabalísticos. Shalom.

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Cuando caen las Caparazones

En estos tiempos de eclipses, especialmente el que tendremos el 16 de julio que es de nodo sur, se detonan muchas cosas para que broten las heridas para ser sanadas. Estemos atentos, lejos de tomarlo como mala suerte o ponernos en plan de víctimas, es  una gran oportunidad para ganar luz. Los eclipses de nodo sur son kármicos, se llevan lo que ya no va y no es algo fácil porque justamente solemos resistirnos a soltar o emprender nuevos caminos.

Cuidado con las respuestas reactivas, tengo una conocida que en este momento está encarcelada por responderle mal a una policía. La policía le contestó mal y ella bajó de su carro a agredirla, motivo suficiente para ser detenida, así que cuidado con pisar el palito.

 

Las respuestas reactivas son mecanismos de defensa inconscientes y se manifiestan de múltiples maneras de acuerdo a nuestras heridas. Nosotros de pequeños éramos puros, inocentes, pero debido a muchos factores, comenzando con la relación con nuestros padres, nos pusimos caparazones de protección. De hecho, ya venimos con muchas cosas que traemos de otras vidas pero en la niñez aumentan. Tenemos que entender el significado de nuestras lunas y los padres conocer las lunas de sus hijos. Si la luna está en capricornio, el niño siente que no lo quieren y debe ganarse el amor de sus padres, por eso suele ser aplicado en el colegio, si la luna está en géminis los niños se estimulan con la conversación, un niño con la luna en Aries necesita movimiento, ejercicio físico, una luna en tauro estabilidad y cosas tangibles, y así. Lo que sucede es que las lunas entre padres e hijos pueden ser muy incompatibles y eso genera muchos vacíos en el niño. La madre tiene su forma de sentir nutrición emocional que no es la misma que su hijo, por eso debe conocerlo. Estos mecanismos de defensa luego pasan a las relaciones de pareja.

Además del tema familiar debemos sumarle el tema social, el colegio, el sistema en general. Capricornio simboliza eso, los viejos sistemas que deben acabar. Imagínense el bombardeo de información de lo que es ser o no ser exitoso en la vida, la gente vive confundida buscando metas, corriendo a mil por hora y cuando logra esas metas se da cuenta que continúan los vacíos existenciales. La buena noticia es que la gente se está dando cuenta, ayer estaba en un transporte público y un muchacho comentaba a su amiga que pensaba renunciar porque lo habían ascendido de puesto pero no de sueldo, esto significaba que iba a tener mayor responsabilidad sin mayor aumento económico. Yo pensaba, wow, y pensar que los de mi generación, llamada X se quedaban hasta tardes horas en el trabajo por la inseguridad de perderlo, cosa que yo no hacía por eso andaba muy desadaptada. Mi manera de pensar es más como un millenial aunque no lo sea, estos chicos saben lo que quieren, están siguiendo más a su corazón y ahora los empleadores deben “cuidarlos”, no bromeo, conversaba con un funcionario de Price Waterhouse que me comentaba que tenía que tener cuidado con los chicos porque si no renunciaban, y  yo dentro de mí muy sorprendida.

Entonces, los niños deben lidiar con el tema social del colegio, muchos de ellos sufren bullyng y el ser humano debe buscar mecanismos de defensa. Los jóvenes comienzan a consumir drogas por una presión social, necesitan sentirse parte de eso, pero sin embargo si un joven tiene las bases desde el hogar, esa experiencia no la va a requerir, ni siquiera se le va a presentar como en mi caso. Mi padre tiene sol y luna en escorpio igual que yo, mi madre sol en cáncer y luna en géminis, de hecho de niña tenía más incomprensiones con ella a pesar que mi papá era más gritón e intenso, pero es algo que yo reconocía en mí, no generaba choque, es por eso he tenido suerte, aunque en realidad eso no existe, es una causalidad.  Ahora comprendo más a mi mamá, ella es conversadora por naturaleza, la llaman todas sus amigas y mis tías a conversar horas. Con esto no quiero decir que no tengo problemas, en lo absoluto, con los años comprendí que mi mayor aprendizaje está en las relaciones de pareja, afortunadamente he aprendido a reconocer mis heridas y a hacerme responsable de lo que atraigo, recordemos que el mundo es un gran sistema operativo y nosotros un programa que puede modificarse.

Para la cábala el mes de cáncer es uno de los más duros, este mes es regido por la luna que es sumamente dual. La luna es como un embudo donde pasa todo el influjo astral, que puede ser benéfico o dañino. Pero además de eso como ya he mencionado tenemos un eclipse de nodo sur en capricornio que nos pide botar aquellos sistemas que ya no van, sociales, familiares y personales y alinearnos con nuestro niño interior, nutrirlo, pero para ello hay que sanar, y para ello debemos conocer qué debemos sanar.

Por consiguiente el camino del autoconocimiento es fundamental, basta de seguir en el victimismo, observemos con objetividad aquellos programas del inconsciente que nos sabotean, debemos botar esas caparazones, en cábala le decimos las klipot. Estas cáscaras no nos permiten ser quien realmente somos y vivimos en incoherencia, y cuando esto sucede viene el caos y la enfermedad, no en vano este mes tiene el nombre de una enfermedad. Pues bien, el cangrejo que es el arquetipo de cáncer tiene una gran caparazón y está siempre a la defensiva, al punto que no va ni para adelante ni para atrás, va de costado y su mecanismo de defensa es reactivo porque de lo contrario muere, pero esa no es nuestra historia, así que a sanar.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Aceptación Vs Resignación

gallinasDebemos comprender la diferencia entre aceptación y resignación, ya que muchas personas malinterpretan estos conceptos. A diferencia de las tradiciones de oriente, la kabbalah no rechaza el deseo, sólo que debemos tener deseos altruistas, pero en el proceso pueda que no tengamos lo que desearíamos, aún así debemos vivir la vida con aceptación.

Esto quiere decir que debemos alinearnos con la gratitud y aceptación, viendo el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Debemos agradecer lo que tenemos en vez de quejarnos por lo que no tenemos, eso nos lleva al caos y a los bucles repetitivos de insatisfacción. Debemos laborar para ser afines a los seres del mundo espiritual con cuerpo físico, esto quiere decir vibrar alto, en gratitud, plenitud y aceptación, que no es lo mismo que resignación.

En la palabra resignación hay una carencia y no se trata de eso, recordemos que el Universo nos devuelve lo que emitimos y la queja e insatisfacción nos lleva a estados de carencia. Entonces no se trata de resignarse, se trata de aceptar con gratitud lo que tenemos porque son bendiciones. Agradecer el hecho de estar vivos para comenzar, agradecer tus dones, virtudes, si tienes a tus padres vivos, hijos, los logros, etc.

A lo largo de la historia las personas pensaron que acumulando bienes materiales iban a ser felices y no es así, los logros materiales nos dan estados de felicidad efímeros, pero esto no quiere decir que no sean importantes, de acuerdo a la kabbalah deberíamos vivir como reyes, pero debido a nuestras adherencias llamadas klipot, nosotros mismos lo impedimos, comenzando por el estado primordial de vergüenza, “el pan de la vergüenza”, un programa que no nos permite sentirnos merecedores de luz hasta que lo ganemos. Por ejemplo, los hijos de millonarios que lo tienen todo a nivel material sienten muchos vacíos porque no se han ganado lo que tienen. La luz se puede expresar como prosperidad, amor de pareja, salud y bienestar en general, sin embargo si en nuestro interior tenemos programas de no merecimiento eso bloquea el fluyo, por lo que debemos hacerlo consciente, ir a la causa para cambiar el efecto.

Entonces podemos desear cosas que seguramente obtendremos a futuro pero no debemos jamás sentirnos mal por lo que no tenemos. Les cuento una anécdota personal, en el año 2011 se me encomendó dirigir las meditaciones de luna llena del grupo Agartam, yo estaba muy sorprendida porque no me veía haciendo eso, sentía mucha inseguridad y en las convocatorias al principio iba poca gente. Afortunadamente las personas que asistían me daban aliento para continuar, me decían que lo hacía bien por lo cual soy consciente de la importancia de apoyar a los demás, darles aliento, subirles la autoestima para que el “yo” se empodere y adquiera fuerza,  a mi me ayudó mucho. Lejos de sentirme mal porque iba poca gente, incluso en ocasiones solo iba una persona y yo dirigía la meditación para esa persona, sentía que debía aceptar la situación con gratitud, sin ningún tipo de emoción negativa que derive en algún tipo de queja, es así que acepté la situación con gratitud. Tiempo después a las meditaciones iban no menos de 50 personas, sobrepasando las 100 personas y mi estado era el mismo ya que al haber bastante gente mi ego tampoco debería distorsionarse. Puedo contar eso con orgullo porque agradezco lo que el Universo me da y no lo valoro de “poco” o “mucho”.

Si una persona es actor o actriz, desea que el escenario esté lleno, así como un escritor desea que sus libros se lean, pero hay un proceso y hay que vivir ese proceso con gratitud. De esa manera quiero que se comprenda la diferencia, porque no se trata de resignarse, en la resignación no hay aceptación, hay carencia. Así que sigamos deseando luz para nuestras vidas porque será mejor si vibramos en gratitud y en estado de aceptación por lo que tenemos en el tiempo presente. Yo comencé a escribir en este blog con menos de diez suscriptores, hoy hay muchos más y escribo con la misma actitud. Muchas personas abandonan lo que inician porque no ven resultados tangibles, yo les diría que si es su pasión no dejen de hacerlo, pero si no les gusta es otra historia. Yo no soy una “influencer”, tengo 1700 seguidores en mi página de Facebook y estoy contenta de que a esas personas les guste lo que yo les pueda aportar en vez de quejarme por no tener más o compararme con otros. Es así como intento vivir en estado de aceptación en vez de resignación.

Lo mismo sucede ante las situaciones que nos toca vivir, aceptar una situación que no nos gusta no significa resignación, es una visión diferente de las cosas. Aceptar que una relación o un trabajo se acaba no es resignarse, va mucho más allá, es un entendimiento  por encima del drama comprendiendo que todo sucede por algo. Debemos aprender a vivir en plenitud con las cosas sencillas de la vida, cosas tan simples como ser feliz dándole maíz a las gallinas. Espero que el concepto quede claro, hasta la próxima.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.