Artículos

Artículos

Más allá del Bien y del Mal

bienmal

En pleno Mercurio retrógrado en piscis hago esta reflexión, me está costando aterrizar ideas pero ahí va. Quiero partir de una cosa y creo que todos estamos de acuerdo, vivimos en un mundo dual, y no me refiero al Universo sino donde vivimos. De acuerdo al Árbol de la Vida donde vivimos hay más maldad que bondad, sin embargo en el mundo de la emanación todo es amor, no hay dualidad.

En mi búsqueda espiritual, cuando participé de diversos grupos se me decía que hay que trascender la dualidad, y esto llevó a que reprima mis emociones densas porque de lo contrario “no era evolucionada”. Tuve que romper muchos esquemas porque me estaba volviendo muy incoherente y me estaba enfermando, literalmente. Viví experiencias donde en estos tiempos actuaría de manera muy diferente, y está bien, porque me tocó ese aprendizaje.

Me he topado con personas cuyas pequeñas incoherencias las han terminado matando por aquel discurso de “trascender la dualidad” tan chancado y tal mal interpretado. La bondad y maldad existe en cada uno de nosotros y se manifiesta en el exterior, no se trata de luchar hacia fuera sino hacia dentro, con nuestras propias oscuridades para que cambie el exterior. Repito constantemente que la labor espiritual es difícil, el mal puede actuar en nosotros si tenemos fisuras, de lo contrario no puede, por eso hay que laborar en cerrar esas fisuras.

La New Age está tan distorsionada que habla mal del D-ios de Israel, he podido leer afirmaciones  de  una persona que antes admiraba diciendo que es un arconte, y este señor se acuesta con las seguidoras que puede, aprovechándose de su vulnerabilidad y robándose su energía. Otros personajes promocionan códigos que lo que hacen es parasitar, ya ha salido a la luz y mucha gente se ha dado cuenta de ello. Otros dicen ser canalizadores de comandantes interestelares o ángeles, totalmente parasitados mandando mensajes distorsionados que confunden, pero también los veo como entrenadores para que las personas los puedan reconocer.

Es preciso no ceder el poder a nadie, lo que deseen hacer, ya sea rituales, “trabajos energéticos”, etc., deben saber lo que están haciendo. No permitan que los usen como títeres, que les hagan paporretear mantrams en otros idiomas y no tienen idea a quien están llamando. Hay gente que sabe muy bien lo que hace y se escudan en la “no dualidad”. Si esas personas quieren hacer eso, que lo hagan, pero que no utilicen a las personas que no tienen idea de lo que están haciendo, que solo los siguen porque confían ciegamente en ellos. A mi me tocó ver la desarmonía y la discordia en los grupos, por eso me salí, pero veo personas que asisten a esas convocatorias y sus vidas se convierten en un caos, cosa que antes me pasaba.

Yo soy monoteísta, creo en un solo D-ios infinito y no invoco a entidades. La semana pasada estudiamos la parasha Yitró de la Biblia y se dieron los 10 enunciados que conocemos como los 10 mandamientos, uno de ellos dice: “No usarás el nombre de Dios en vano”. En Kabbalah nos enseñan que así como el color blanco contiene los demás colores, la divinidad se manifiesta en matices de acuerdo a como le podemos soportar, es por eso que no podemos pronunciar nombres en vano, ya que podemos generar altos cortocircuitos, por eso que el estudio de la kabbalah no puede ser modificado o distorsionado.

Existen aspectos de la divinidad que se manifiestan para revelar rigor, por eso se malinterpreta el antiguo testamento, pero las traducciones al castellano están distorsionadas y a todo le ponen un mismo nombre, y errado. Cuando una madre maltrata a su hijo es porque ella recibió maltrato y a su vez atrae a personas que la maltratan porque ese es el amor distorsionado que conoce, lo mismo sucede con la divinidad, se manifiesta un ser afin a nosotros, al que podemos soportar, por eso invocar ángeles o letras hebreas sin estar preparados es peligroso, son voltajes que en muchos casos nos traerían más caos que bienestar.

Dejemos lo fenomenológico a un lado ya que la oscuridad se aferra a eso para engañarnos, los ojos son fáciles de engañar por eso hay que sentir. Un personaje con muchos seguidores convoca a una gran cantidad de personas para hacer rituales y nadie tiene idea de lo que hace, en una ocasión invocaron nombres sagrados para los cuales las personas no tenían preparación, por consiguiente lo que sucede es que se manifiesta el caos y muchas personas regresan a sus casas luego de viajes “iniciáticos” a enfrentar mucho caos en sus vidas.

Si hay algo que puedo afirmar es que el satán labora para D-ios a través de leyes celestes. Si leemos el libro de Job vemos cómo “el satán” desafía a D-ios para que Job lo maldiga, esa es la función del ángel acusador. Toda mi vida me cuestioné por qué le pasaba todo eso a Job y encuentro la respuesta en el Zohar y en libros de exégesis bíblicas. Job era asesor del faraón que mandó a aniquilar a los primogénitos de los hebreos, se había generado un gran karma e hizo su corrección puesto que nunca maldijo a D-ios, luego fue recompensado y recuperó todo. Este es el mundo de los efectos, no hay nada bueno o malo que nos ocurra que no sea efecto de una causa, ni siquiera la picadura de un mosquito es casual.

“El mal es el bien mal colocado” como decía un cabalista, por eso las sagradas escrituras nos dicen que no hay que ser tibios, hay que ser íntegros, no podemos jugar para ambos bandos en este plano, y si hay gente cuya misión le corresponde eso, que lo hagan por su cuenta, pero que no convoquen a gran cantidad de gente que no tiene idea de lo que hacen.

Laboremos para que se manifieste solo un ser compasivo a nuestras vidas. La palabra Israel permutada significa “Directo a D-ios”, no necesitamos intermediarios, pero hay que laborar en ser afín a este ser del que somos a su imagen y semejanza y lo que esto implica. Existen tres columnas en el Árbol de la Vida: el rigor, el equilibrio y la misericordia. Alguien me dijo algo muy impactante: “Las águilas son muy amorosas con sus crías y despiadadas con sus presas”. Pues debemos ser como las crías de esas águilas y no las presas. Si en un lugar quieren menguar tu propio poder, huye de allí!  No hagas cosas que no entiendas, no recibas códigos que no comprendas, me tocó ir a sectas donde yo veía con mis ojos cómo los códigos querían ingresar en mí para programarme y ser un títere de un pseudo líder espiritual que a su vez es títere de una entidad. He visto demasiado, pero tenía que verlo, incluso hacer consciente mis propias distorsiones e incoherencias.

Atentos, discernimiento, que brote tu poder, así es.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Cuando Interferimos con la Divinidad

canaltierra

Quiero hacer una reflexión de comienzo de año, la vida me enseñó a dejarme de supersticiones, rituales y otras cosas para hacerme cargo de mi realidad.  Somos los únicos responsables de lo que hemos creado en nuestras vidas.

Muchas personas creen que “cábala”  son rituales supersticiosos y no hay nada más alejado de eso. De hecho la cábala es lo que me lleva a la realidad sin filtros al mirar mis desequilibrios, reconocerlos e intentar corregirlos, por lo menos ser consciente de ello, pero hoy no escribiré de cábala sino de cosas más simples.

Hay una frase que me encanta que dicen mucho en Alcohólicos Anónimos: “Dios, que se haga tu voluntad y no la mía”, pero para ello hay que tener las cosas claras. Hemos venido a bajar el cielo a la tierra, y el símbolo de la Estrella de David es un ejemplo de ello.

david

Esta geometría simboliza el equilibro entre el cielo y la tierra. Si somos muy materialistas estamos en desequilibrio, si somos muy espirituales pero no podemos bajarlo a la tierra, estamos en desequilibrio. Ser una persona espiritual es ir a los mundos sutiles y bajarlo a la tierra, si se queda en el limbo debemos identificar donde se estancan las cosas.

Vivimos en el mundo de la acción, no podemos hacer nada si no ACTUAMOS. Los intelectos divinos, mensajes de guías, inspiración, intuiciones, etc. provienen del mundo espiritual, “descargarlo” ya es muy importante pero si no hacemos nada con ello simplemente otra persona puede “tomarlo” porque ya se descargó del sistema. Mucha gente que materializa prosperidad puede ser muy espiritual y muchas veces ni lo sabe, somos herramientas de la divinidad en la Tierra. “Dejad que el espíritu de Dios more en vosotros”, debemos ser templos para que la divinidad se exprese a través de nosotros por medio de nuestros dones y talentos, pero ni bien nos colocamos el crédito, la presencia divina se va y opera nuestro ego.

En mi página de Facebook donde subo vídeos (https://www.facebook.com/hannahkarina88/), he comenzado a compartir porciones bíblicas de la semana, y estas tres semanas ha tocado la historia de José y sus hermanos, y es realmente muy poderosa. Las porciones bíblicas están alineadas con el calendario hebreo, y si bien cada año estamos en otra etapa de nuestras vidas, la porción nos dará nuevos mensajes de acuerdo a nuestro crecimiento espiritual. Los sabios cabalistas sabían que el tiempo se mueve en forma espiral cuando ingresamos a un nuevo paradigma o en círculos sino se aprenden las lecciones, lo que hoy explica la física cuántica.

La historia de José y sus hermanos tiene muchos mensajes que recién he tomado consciencia. José fue vendido por sus hermanos como esclavo y luego fue encarcelado por 12 años. Los sabios explican que a pesar de lo que le tocó  vivir José nunca se quejó, él sabía que primero estaba haciendo una corrección de su propio ego y estaba siendo una herramienta para algo más grande, y como sabemos, terminó siendo prácticamente el gobernante de Egipto después del Faraón quien le dio esa posición luego de interpretarle sus sueños. José perdona a sus hermanos y les dice “Todo ha sido obra de Dios para salvar a la gente de la hambruna”.

El alma se siente encarcelada por el ego cuando éste domina porque no puede manifestarse la presencia divina, que es el propósito de cada uno a fin de cuentas.  En el Árbol de la Vida nosotros estamos ubicados en Malkut que significa “Reino”. Y es que existe una tierra prometida donde podemos ser rey de nuestras vidas, siempre y cuando el ego no interfiera, y muchas veces tiene mecanismos sumamente sutiles para manifestarse, especialmente en el autoengaño y la evasión. “Cuando esquivamos  la vida, también esquivamos lo que la vida tiene para decirnos”.

El miedo, la rabia, el orgullo, el ego espiritual etc., no nos permiten que la vida nos muestre lo que tiene para nosotros y de esa manera interferimos con la divinidad, por eso considero tan poderosa la frase “que se haga tu voluntad y no la mía”.  Es muy común responsabilizar a otras personas y situaciones de lo que nos sucede, también he observado a personas espirituales responsabilizar a guías como maestros ascendidos, extraterrestres o ángeles de sus actos, y nosotros somos responsables de nuestras acciones porque estamos en el mundo de la acción y porque tenemos libre albedrío, y por ley universal los guías no pueden intervenir en nuestras acciones. Es posible orientarnos pero la responsabilidad es enteramente nuestra. Hubieron tiempos donde los guías intervenían directamente como en la Atlántida, Egipto y otras civilizaciones, hoy las cosas son diferentes, debemos recordar quiénes somos y ganarnos el mérito de obtener luz..

El proceso de ser un canal puro para que la divinidad se exprese en cada uno de nosotros es un largo camino que implica mucha humildad y de paso varios golpes. Si la vida fuera tan fácil no se comprendería el proceso para aquietar al ego y ser conscientes que todo el mérito obtenido es de Dios, no nos pertenece, que todo responde a la voluntad divina de acuerdo a nuestra labor espiritual y el merecimiento obtenido fruto de nuestro aprendizaje. Podemos utilizar herramientas “humanas” para lograr nuestros objetivos, eso no está mal. Por ejemplo si deseo dar a conocer mi empresa puedo utilizar herramientas de marketing, y el éxito no dependerá de la inversión que yo haga exclusivamente, dependerá de mis intenciones y del impacto que tendrá en mi comunidad, eso es la era de Acuario.

No quiero contradecirme en decir que somos una herramienta pero que tenemos responsabilidad. Tanto si es nuestra alma la que opera o el ego, es nuestra responsabilidad. El libre albedrío consiste en cuál de los dos caminos elijo por eso debemos estar muy atentos y no actuar en piloto automático. Ser muy sinceros con nosotros mismos, no auto engañarnos porque emanaremos incoherencia. Si eres un cantante o actor, deseas ser visto, si eres escritor, deseas ser leído, eso no está mal, utiliza todas las herramientas disponibles, descarga ideas del mundo espiritual y  expresa tu talento sin tapujos, no caigamos en falsa modestia. Si cocinas rico, ¡muéstralo al mundo! Sólo seamos responsables de nuestra cosecha, no hay que sentirse culpable si eres espiritual y utilizas herramientas de marketing, si puedes hacerlo, enhorabuena, solo recordar que somos un canal, una herramienta al servicio de la humanidad.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Brindis por las personas que se cruzan por la vida

lazos

Quisiera hacer un homenaje a todas las personas que se cruzaron y se cruzarán en mi vida, las que me dieron amor y las que me generaron dolor, ya que en ambos casos pude ganar mucha luz. Voy a comenzar por mis padres claro, mi alma los escogió porque eran idóneos para mi proceso de vida. Sé que muchas personas tuvieron a alguno de sus padres alejados de sus vidas o las situaciones que les tocó vivir fueron de mucho dolor, incluso conozco personas que sufrieron de abusos de sus propios padres, y sí, el alma los eligió sabiendo que eso iba a suceder.

Es muy difícil entender con la mente lógica como un “Dios” puede ser capaz de permitir tantas “injusticias” en la vida. Si llegáramos a comprender que no existen injusticias en la vida nuestro proceso evolutivo sería mucho más rápido. Hace poco quedé impactada por un vídeo de  un “influencer” musulmán que viaja por todo el mundo y comparte sus experiencias a través de su página en facebook “The Nas Daily”, donde relataba la historia de una mujer africana que fue torturada por un soldado de guerra que a su vez asesinó a sus familiares .  Esta mujer no sólo perdonó al soldado sino que ahora son amigos. Con esto no quiero decir que haya que ser amigos de las personas que nos hagan daño, ese es otro nivel, pero sí es importante perdonar la situación para nuestra propia liberación.

Existen juicios en el cielo y en la tierra, de hecho lo segundo es el efecto de lo primero, así que por más que veamos una injusticia en la tierra, se debe a la ley de la causa efecto del cielo, y en esto coincide el hinduismo y budismo con la mística judía, nosotros cosechamos lo que sembramos aunque no seamos conscientes de ello, y enhorabuena que no nos acordemos de lo que hicimos en otras vidas o quiénes fuimos, la vida sería mucho más caótica. Lo cierto es que si seguimos respondiendo con odio, no lograremos salir de los bucles repetitivos.

Cada persona que se cruza en nuestra vida, así sea por milésimas de segundo, responde a leyes cósmicas, nada es casual. Cuando iniciamos una relación de pareja por ejemplo pensamos que es por atracción física o intelectual, pero de hecho es más complejo que eso, esa persona estaba “programada” para llegar a nuestras vidas. Y digo “programada” en vez de “destinada” porque si nosotros rompemos un circuito kármico el destino cambia, pero si no lo hacemos llegarán personas con el mismo programa una y otra vez.

Independientemente de los sistemas de creencias o religión que tengamos, las personas que atraemos nos mostrarán nuestra luz o nuestra oscuridad. Cuando admiramos a alguien vemos el potencial que se puede iluminar en nosotros y cuando rechazamos a alguien estamos viendo aquello que no aceptamos de nosotros mismos, y esto no lo quieren aceptar muchas personas que se consideran espirituales “¿cómo voy a ser como esa persona que me estafó?” Pues bien, si se sufre de estafa, no quiere decir que seamos  estafadores pero hay mentira dentro de nosotros que no se quiere ver, y en la mayoría de los casos es el autoengaño. El ego, en su afán de estar en su zona de confort saca un gran arsenal de justificaciones y excusas para no hacer lo que tiene que hacer, o soltar lo que ya no da más como por ejemplo un trabajo detestable, una relación tóxica, malos amigos, etc.  Es por ello que al poner el ejemplo de la mujer con el soldado, no quiere decir que debamos seguir vinculándonos con alguien, aunque eso depende de los casos particulares, pero lo cierto es que muchas personas llegan a nuestras vidas y luego salen porque ya no están en la misma frecuencia, por consiguiente por leyes cósmicas deben alejarse, pero a veces nosotros no lo permitimos, lo que impide que podamos acceder a un paradigma de mayor luz.

Debemos comprender desde qué aspectos tenemos vínculos con los demás, cuanto más laboremos en nosotros mismos tendremos el mérito de atraer personas con quienes nos podremos reflejar de manera positiva, como un alma gemela por ejemplo, ya que  para ello hay que haber ganado luz y haber sanado muchísimo, de lo contrario lo normal es atraer a un “karma mate” cuya función es evolucionar a través de un espejo doloroso.

Como astróloga me veo tentada a hacer sinastrías con personas que llegan a mi vida para ver qué tipo de vínculos se van a presentar. La sinastría no sólo es para parejas sino para todo tipo de vínculos, pero ante todo soy consciente que estoy atrayendo a alguien por alguna resonancia y me entrego al aprendizaje, por lo que yo jamás le digo a alguien “no debes frecuentar a esta persona”, porque si el universo la ha mandado es porque se precisa ese aprendizaje. Entonces ese dicho “los opuestos se atraen” no es válido en la cábala, más bien nos atraemos por programas similares aunque no lo parezca, por lo menos algún programa. Es así que una persona con baja autoestima atraerá a alguien con baja autoestima, por lo que no se trata de mala suerte sino que debemos estar atentos, dejar el victimismo y hacer cambios internos.

Así que esas ex parejas que “dañaron”, esos amigos que “traicionaron”, ese jefe que “maltrató”, etc., son posiciones de la víctima. Todo lo que nos pasa es porque lo permitimos y el día que no nos afecte, será porque hemos sanado y no será necesario volver a experimentarlo. Ya sea por la cábala u otros caminos, muchas personas estamos confluyendo en lo mismo y tal es el caso de mi amiga Karina Zarfino que ha venido desde Buenos Aires a facilitar el retiro taller de dos días “Reconfigurando Vínculos” en un hermoso lugar de Pachacamac con la energía del equinoccio. Aún hay posibilidad de inscribirse aunque quedan pocos espacios, les dejo el enlace del evento, no sin antes agradecer a todas aquellas personas que fueron herramientas para sacar lo peor de mí y me hago responsable porque eso estaba en mí y ya no lo está, por consiguiente, agradezco al Universo esas experiencias. Amén.

Enlace del Evento:

https://www.facebook.com/events/521489931923067/

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.