Archivo mensual: enero 2020

Cuando Interferimos con la Divinidad

canaltierra

Quiero hacer una reflexión de comienzo de año, la vida me enseñó a dejarme de supersticiones, rituales y otras cosas para hacerme cargo de mi realidad.  Somos los únicos responsables de lo que hemos creado en nuestras vidas.

Muchas personas creen que “cábala”  son rituales supersticiosos y no hay nada más alejado de eso. De hecho la cábala es lo que me lleva a la realidad sin filtros al mirar mis desequilibrios, reconocerlos e intentar corregirlos, por lo menos ser consciente de ello, pero hoy no escribiré de cábala sino de cosas más simples.

Hay una frase que me encanta que dicen mucho en Alcohólicos Anónimos: “Dios, que se haga tu voluntad y no la mía”, pero para ello hay que tener las cosas claras. Hemos venido a bajar el cielo a la tierra, y el símbolo de la Estrella de David es un ejemplo de ello.

david

Esta geometría simboliza el equilibro entre el cielo y la tierra. Si somos muy materialistas estamos en desequilibrio, si somos muy espirituales pero no podemos bajarlo a la tierra, estamos en desequilibrio. Ser una persona espiritual es ir a los mundos sutiles y bajarlo a la tierra, si se queda en el limbo debemos identificar donde se estancan las cosas.

Vivimos en el mundo de la acción, no podemos hacer nada si no ACTUAMOS. Los intelectos divinos, mensajes de guías, inspiración, intuiciones, etc. provienen del mundo espiritual, “descargarlo” ya es muy importante pero si no hacemos nada con ello simplemente otra persona puede “tomarlo” porque ya se descargó del sistema. Mucha gente que materializa prosperidad puede ser muy espiritual y muchas veces ni lo sabe, somos herramientas de la divinidad en la Tierra. “Dejad que el espíritu de Dios more en vosotros”, debemos ser templos para que la divinidad se exprese a través de nosotros por medio de nuestros dones y talentos, pero ni bien nos colocamos el crédito, la presencia divina se va y opera nuestro ego.

En mi página de Facebook donde subo vídeos (https://www.facebook.com/hannahkarina88/), he comenzado a compartir porciones bíblicas de la semana, y estas tres semanas ha tocado la historia de José y sus hermanos, y es realmente muy poderosa. Las porciones bíblicas están alineadas con el calendario hebreo, y si bien cada año estamos en otra etapa de nuestras vidas, la porción nos dará nuevos mensajes de acuerdo a nuestro crecimiento espiritual. Los sabios cabalistas sabían que el tiempo se mueve en forma espiral cuando ingresamos a un nuevo paradigma o en círculos sino se aprenden las lecciones, lo que hoy explica la física cuántica.

La historia de José y sus hermanos tiene muchos mensajes que recién he tomado consciencia. José fue vendido por sus hermanos como esclavo y luego fue encarcelado por 12 años. Los sabios explican que a pesar de lo que le tocó  vivir José nunca se quejó, él sabía que primero estaba haciendo una corrección de su propio ego y estaba siendo una herramienta para algo más grande, y como sabemos, terminó siendo prácticamente el gobernante de Egipto después del Faraón quien le dio esa posición luego de interpretarle sus sueños. José perdona a sus hermanos y les dice “Todo ha sido obra de Dios para salvar a la gente de la hambruna”.

El alma se siente encarcelada por el ego cuando éste domina porque no puede manifestarse la presencia divina, que es el propósito de cada uno a fin de cuentas.  En el Árbol de la Vida nosotros estamos ubicados en Malkut que significa “Reino”. Y es que existe una tierra prometida donde podemos ser rey de nuestras vidas, siempre y cuando el ego no interfiera, y muchas veces tiene mecanismos sumamente sutiles para manifestarse, especialmente en el autoengaño y la evasión. “Cuando esquivamos  la vida, también esquivamos lo que la vida tiene para decirnos”.

El miedo, la rabia, el orgullo, el ego espiritual etc., no nos permiten que la vida nos muestre lo que tiene para nosotros y de esa manera interferimos con la divinidad, por eso considero tan poderosa la frase “que se haga tu voluntad y no la mía”.  Es muy común responsabilizar a otras personas y situaciones de lo que nos sucede, también he observado a personas espirituales responsabilizar a guías como maestros ascendidos, extraterrestres o ángeles de sus actos, y nosotros somos responsables de nuestras acciones porque estamos en el mundo de la acción y porque tenemos libre albedrío, y por ley universal los guías no pueden intervenir en nuestras acciones. Es posible orientarnos pero la responsabilidad es enteramente nuestra. Hubieron tiempos donde los guías intervenían directamente como en la Atlántida, Egipto y otras civilizaciones, hoy las cosas son diferentes, debemos recordar quiénes somos y ganarnos el mérito de obtener luz..

El proceso de ser un canal puro para que la divinidad se exprese en cada uno de nosotros es un largo camino que implica mucha humildad y de paso varios golpes. Si la vida fuera tan fácil no se comprendería el proceso para aquietar al ego y ser conscientes que todo el mérito obtenido es de Dios, no nos pertenece, que todo responde a la voluntad divina de acuerdo a nuestra labor espiritual y el merecimiento obtenido fruto de nuestro aprendizaje. Podemos utilizar herramientas “humanas” para lograr nuestros objetivos, eso no está mal. Por ejemplo si deseo dar a conocer mi empresa puedo utilizar herramientas de marketing, y el éxito no dependerá de la inversión que yo haga exclusivamente, dependerá de mis intenciones y del impacto que tendrá en mi comunidad, eso es la era de Acuario.

No quiero contradecirme en decir que somos una herramienta pero que tenemos responsabilidad. Tanto si es nuestra alma la que opera o el ego, es nuestra responsabilidad. El libre albedrío consiste en cuál de los dos caminos elijo por eso debemos estar muy atentos y no actuar en piloto automático. Ser muy sinceros con nosotros mismos, no auto engañarnos porque emanaremos incoherencia. Si eres un cantante o actor, deseas ser visto, si eres escritor, deseas ser leído, eso no está mal, utiliza todas las herramientas disponibles, descarga ideas del mundo espiritual y  expresa tu talento sin tapujos, no caigamos en falsa modestia. Si cocinas rico, ¡muéstralo al mundo! Sólo seamos responsables de nuestra cosecha, no hay que sentirse culpable si eres espiritual y utilizas herramientas de marketing, si puedes hacerlo, enhorabuena, solo recordar que somos un canal, una herramienta al servicio de la humanidad.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.