Cuando las Medias Tintas no son Suficientes. Planetas “maléficos” en acción

martesaturno

Hace un par de décadas vivíamos en un claroscuro, ocurrían cosas aisladamente y pocos se percataban de las más grandes miserias humanas. Con el aumento de la frecuencia de la Resonancia Shumann todo comenzó a acelerarse, la cantidad de fotones que llega a la Tierra hace que todo se vea, como una habitación que antes estaba totalmente en oscuridad y de repente prendemos la luz y podemos ver la suciedad acumulada.

Esta entrada en mi blog surge debido a que en este momento tenemos a cuatro planetas denominados “maléficos” en el signo de Capricornio: Plutón, Saturno, Marte y Lilith (que no es un planeta, es un punto matemático). Muchos hablan de calamidad, que se viene lo peor, yo la verdad no veo eso para nada, yo lo que veo es un gran cambio en el sistema político y de poder mundial y a nivel personal de una exigencia a ser íntegros dejando las medias tintas e incoherencias en nuestras vidas.

En este momento vemos una crisis política a nivel mundial. En Latinoamérica saltó a la luz el escándalo de Odebrecht, pero sin embargo esto no es nuevo, no solo las mega empresas están vinculadas a temas de corrupción, eso está en todos los niveles y existe desde hace muchos años y era considerado “normal”. Por ejemplo tenía un amigo dueño de una empresa constructora pequeña que postulaba a licitaciones y daba por hecho que tenía que reservar un porcentaje para el pago de cupos a los funcionarios, no solo a los que están en el poder, sino hasta los más subordinados tenían su parte en este circuito, y repito, era visto como algo normal, “todo el mundo lo hacía”.

Pues bien, ahora vemos que esto es inaceptable, hemos visto como los ex presidentes están siendo acusados, salió PPK, a quien personalmente considero un pulpin al lado de otros tantos, pero sin embargo ha pagado pato por otros. Odebrecht generó todo un escándalo no solo en el Perú, y es que el sistema como está hasta el momento ya no da para más. Saturno ingresó a Capricornio en diciembre para quedarse 2 años y medio, Plutón, que tiene un tránsito largo se queda hasta el 2024 (está desde el 2008), y en este momento Saturno hace conjunción con Marte, el planeta de las guerras y conflictos y también entró Lilith a la fiesta.

Lo que quiero que entendamos es que si bien estas situaciones eran vistas como algo “normal” en el sistema político ya no dan para más, lo mismo sucede a nivel personal, estos planetas buscan que nos dejemos de sandeces y nuestras incoherencias internas para lograr la integridad, es decir la integración de nuestros fragmentos que vendrían a ser nuestras incoherencias. Por ejemplo, Saturno exige disciplina, compromiso, perseverancia, constancia, y muchas personas se acostumbraron a vivir de una manera muy ligera, dejando que sus palabras de las lleve el viento, en cosas que parecen tan insignificantes como llegar puntuales, recordar promesas, etc. Aquellas “cositas” que no importaban ahora sí importan, es así que esta energía capricorniana exige que miremos aquellas “cositas” que hemos pasado por alto y que nos hace incoherentes, inclusive el hecho de decir “si” cuando quieres decir “no”, ya que la coherencia es una alineamiento entre lo que dice mi corazón, mi mente, mis emociones y mi palabra. Saturno, el planeta riguroso labora para Dios, pero no de la manera que nos gustaría, es el planeta del karma, simplemente cosecharás lo que siembras.

En este momento Júpiter se encuentra en Escorpio, signo regido por Plutón, es decir que está a las órdenes de este pequeño planeta que saca las máscaras y la suciedad escondida bajo la alfombra, y es lo que estamos viendo en este momento. Saturno y Marte cuadran al sol en Aries, que es el impulsivo para decirle “aguanta, las cosas ya no son como antes, lo que quieras hacer ahora está bajo nuevas leyes, el viejo sistema ya no va”, y claro quién está acostumbrado a lo viejo le chocará esto.

Entonces, no son planetas maléficos, simplemente son planetas de rigor. Saturno es el profesor estricto que saca lo mejor de las personas, pero a costa de una disciplina, de cambio de hábitos, y especialmente cambio de patrones inconscientes limitantes que hay que mirar, ya que si no se ven la Consciencia Cósmica se encarga de mandar personas y situaciones para que lo veamos de una buena vez. Las personas indisciplinadas y flojas tendrán un jefe insoportable, las personas que no se valoran atraerán personas que tampoco las valoren para que puedan empoderarse, todo es para la evolución, pero claro está que si se sigue en el victimismo, pues sigue llamándolos planetas maléficos, estás a merced de los astros y no hay nada que puedas hacer, perdiste tu capacidad creadora. La decisión está en cada uno de nosotros.

 

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: