Archivo mensual: octubre 2017

¿Ser o Hacer?

Vigila tus pensamientos, porque se convierten en palabras.

Vigila tus palabras, porque se convierten en actos.

Vigila tus actos, porque se convierten en hábitos.

Vigila tus hábitos, porque se convierten en carácter.

Vigila tu carácter, porque se convierte en tu destino.

Mahatma Gandhi

serhacerAyer domingo me sentía sumamente cansada, no podía descansar del dolor que tenía en los pies, pero me puse a pensar en muchas cosas, una de ellas era sobre qué es más importante si  ser o hacer.  Comienzo esta entrada con la cita de Gandhi, donde menciona que al final los actos se convierten en nuestro destino, es decir, terminamos siendo lo que hacemos.

Somos lo que pensamos, hablamos y hacemos, es lo que nos define al final de cuentas. Esta inquietud surge luego de ser consciente de que muchas personas “emprenden”, “hacen” cosas y no obtienen resultados esperados. Cuando a mi me sucede eso no voy a negar que me frustra mucho, pero si algo he aprendido en la vida es a ver el trasfondo de todo esto, ya que nada es aislado ni fruto de la mala suerte, todo es efecto de una causa, y esa causa… somos nosotros.

Ya he compartido dos videos acerca de la energía de escorpio, y es que cuando estamos en el mes de un signo, y en este caso particular, 13 meses de Júpiter en Escorpio, sin duda esta energía es la predominante en el mundo. Todos somos del signo de escorpio en este tránsito independientemente de dónde está tu sol. Dicen que a los escorpio les irá bien, yo más bien pienso que eso es factible en la medida de lo posible debido a que conocemos esta energía y no nos agarra de sorpresa. Pues bien, ya dije que todo sale a luz, las cosas ocultas de nosotros mismos, que son las causas de las causas.

Debo decir que me ha tocado desaprender mucho, y este tránsito de 2 años y medio de Saturno en Sagitario, sin duda ha transformado muchas filosofías de vida y creencias religiosas, y es que cuando yo busqué a gritos el mundo espiritual, cansada de mis vacíos existenciales y de mis excesos, lo primero que llegó a mis manos fue mucho contenido New Age, que sin duda me ayudó muchísimo, pero también me di cuenta que me limitaba. Recordemos que la época hippie fue una gran oportunidad de despertar de consciencia y sin embargo todo quedó en lindas teorías y una gran incoherencia entre lo que se decía y lo que se hacía, y es que la teoría  no funciona sin la práctica.

Hay libros hermosos y recomendaciones extraordinarias, podemos aprender de grandes maestros como Jesús, Buda o cualquier Gurú, pero sin embargo NO SOMOS ELLOS, hay que partir por el hecho de que no somos maestros ascendidos sino que estamos en un camino espiritual, y es una gran oportunidad  para dejar ver las sombras en vez de taparlas porque éstas saldrán de manera muy desagradable. La energía de escorpio sacará a la luz a muchos falsos maestros, no porque ellos hayan tenido esas intenciones sino que  asumen poses espirituales cuando no han hecho una verdadera labor de consciencia. Es verdad que en el camino vamos viendo logros, como ver con el tercer ojo, el despertar de la kundalini, las canalizaciones, clarividencia, etc., pero todo eso sin labor de consciencia no sirve para nada, al contrario puede llevar a una gran distorsión, por eso soy enfática al decir que hay que respetar el proceso personal de cada persona y no forzar nada, cada uno puede soportar una cantidad de luz, si una persona recibe más luz de la que puede procesar simplemente se puede volver loca.

Me he puesto a pensar por qué he hecho cosas que no han funcionado o no han dado los resultados esperados. La respuesta siempre ha sido la misma: mis incoherencias internas, lo tengo clarísimo. Les recomiendo leer mi antigua entrada “las incoherencias de nuestras vidas”, pues bien, hay que descubrir dónde está el saboteador de todo esto, puede ser  mi Quirón natal o la posición de Saturno, etc., sin duda los astros y la numerología ayudan mucho a encontrar estas incoherencias que se manifiestan en patrones repetitivos, pero el hecho es que hay que ir al fondo del asunto.

Ghandi habla de destino, porque claro, cuando vivimos en piloto automático vivimos a merced de los astros, repitiendo los malos hábitos, los malos pensamientos y las malas acciones, pero basta que comencemos a hacer cosas diferentes para poder obtener resultados diferentes.  Siempre hay que estar atentos a las respuestas del cuerpo, es más rápido que la mente, pero sin embargo la mente cuando interviene inmediatamente justifica sus acciones limitantes o simplemente se evaden como si no quisiéramos escuchar la voz de Dios.

Hace unos días leí un libro muy impactante “Autobiografía del Satán”, de Yehuda Berg, sin duda muy claro respecto al tema de las voces, y es que en este plano o escuchamos a Dios o al Satán, que es el oponente, nuestro ego limitante, que si se manifiesta en acontecimientos externos pero responden a nuestro mundo interior, nos guste o no. Es así que hay que tomar responsabilidad por las cosas que nos suceden, las bonitas y las feas, así nos volvemos proactivos en vez de reactivos. Entonces no me cansaré de decir que el prójimo es el espejo donde se refleja lo bonito y lo feo de nosotros, la diferencia radica en cómo actuamos al respecto, con el mismo cuento o ponemos un hasta acá.

Hace dos años conté mi experiencia de cómo dejé el alcohol, y es que tal como dicen los cabalistas, muchas veces el ego necesita una experiencia de humillación para dejar un mal hábito, pues si, toqué fondo con el alcohol, pensaba que lo tenía bajo control porque podía poner ciertos límites pero en algunas ocasiones simplemente me controlaba por completo y mi ego limitante se auto engañaba diciendo que eso ocurría muy poco, hasta que finalmente toqué fondo, y el verdugo que manda el Universo puede ser cualquiera, mandará a la persona perfecta para el juicio.  Y claro, ya había ingresado al mundo espiritual, me gustaba conectar con ángeles y sin embargo mi mundo incoherente de vaivenes vibracionales lo que generaba era que ciertos días me acompañen ángeles y otros demonios (aunque todos son ángeles, solo para efectos prácticos).

Dejar el alcohol generó toda una sanación interior y purificación interior, a esto se sumó mi coherencia con la energía sexual. No era consciente de la importancia de cuidar la energía y si me sentía sola + efectos del alcohol, podía terminar con un amigo de quien no estaba enamorada, cayendo a un mundo de mayor incoherencia. Así fue que los guías me mandaron celibato lo que permitió el despertar de mi kundalini, así que de eso puedo hablar por práctica, no por teoría. A este mundo hemos venido a reparar nuestros errores, pero si no nos conocemos a fondo esto no es ni medianamente posible, seguiremos fantaseando acerca de la luz, pregonando amor y paz con acciones que demuestran lo contrario.

Yo les cuento esto porque quizás se puedan identificarse con algo, pero les digo el ego es muy astuto, se las sabe todas, tiene los mejores argumentos que hace que uno mismo se crea sus propias mentiras. Así que la labor es fuerte como de militar, y no estoy a la altura de los cabalistas que sin duda tienen una vida  ejemplar, pero hay que dar los primeros pasos. Los que estudiamos cábala aprendemos sobre la Teshuvá, Tefilá y Tzedaká, el primero es más allá de un arrepentimiento, de tomar acciones. La Tefilá es la acción de dirigirse a Dios, lo conocemos como oración pero es más que eso, y la Tzedaká es la caridad, muchas religiones dan el 10% de sus ingresos.  De igual modo el cumplimiento de los mitzvot, que son los mandamientos para finalmente ganarnos las midot, que son cualidades, atributos, lo opuesto a las klipot que son las cáscaras que no permiten que afloren estos atributos. Como he mencionado ser a imagen y semejanza del creador implica tener las cualidades de los ángeles, a ellos no se les llama, se les gana por merecimiento y afinidad al SER COMO ELLOS.

¿Ser o hacer? Pues van de la mano. Mis acciones definen mi ser íntegro. Las incoherencias nos fragmentan y nuestro camino es hacia la integridad. Cuando nos integremos interiormente, podremos ver el mundo como parte de una unidad (esto seguro lo has leído, pero funciona en la práctica no en la teoría)

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Las Incoherencias de Nuestras Vidas

“Los velos que cubren nuestra conciencia, esconden el potencial de nuestra verdadera esencia”

incoherenciasDebo decir que es un tema complicado y podría ser chocante, pero con esto espero generar una revolución interna que pueda generar una liberación de prisiones autoimpuestas por paradigmas que se quedaron más del tiempo conveniente, aunque como dirían los vedas, el tiempo de cada uno siempre es perfecto.

 

Primero que nada no quiero que me mal interpreten, mi misión es comunicar, y eso lo sabía desde niña, comunico desde mi sentir y mi experiencia sin ser dueña de la verdad, de hecho hay cosas de las que no puedo hablar por el momento, como por ejemplo el tema de relaciones, ya que definitivamente no soy autoridad para hablar de ello ya que llevo mucho tiempo sin una relación precisamente porque eran  un desastre, es así que decidí caminar sola, sabiendo que laborando en mi interior dejaría de atraer patrones indeseables en mis relaciones de pareja y de otro tipo.

A raíz de mi aprendizaje de astrología, cábala y numerología, he aprendido a identificar los patrones incoherentes que tenemos los seres humanos desde el nacimiento. Los planetas son muy claros al respecto y es apremiante hacerlo consciente. Por ejemplo es muy común encontrar que las personas que tienen oposición o cuadratura de Venus con su Luna, tienen un serio conflicto entre sus emociones y lo que desean. Por ejemplo, suelen enamorarse de personas que no les hacen bien y persisten en la relación “por amor”, supuestamente, cuando hay una carencia de amor hacia uno mismo. Venus rige nuestro campo magnético, atraemos lo que somos, no lo que deseamos a la larga, si no hay amor propio no puede haber una relación satisfactoria, más bien estará plagada de infelicidad. Venus rige nuestra valoración propia por eso afecta la prosperidad, cuánto me valoro en lo personal, profesional, y hasta que no esté integrado llegarán situaciones y personas que me mostrarán esa situación para que una vez que lo haga consciente, pueda ampliar mi vasija y permitir el ingreso de mayor luz, que está allí para la humanidad, solo que no somos recipientes para recibirlo.

 Otro patrón común son las incompatibilidades entre Mercurio y la Luna, que rige mis sistemas de creencias VS mis verdaderas emociones, ojo resalto VERDADERAS, ya que la influencia New Age  ha hecho que la gente niegue lo que verdaderamente siente, evadiendo la realidad con discursos de Autoayuda que no han integrado, y negando el dolor, y quiero hablarlo desde mi experiencia. En mi búsqueda espiritual atraje a mi vida (atraje, es decir, asumo mi responsabilidad de lo que atraje), personas que tenían excelentes discursos, pero que en su vida demostraban cosas diferentes, y como no veían su propia sombra se la pasaban juzgando a los demás. Por otro lado tengo grandes amistades que han leído todos los libros de Louisa Hay, Coello, Wayne Dyer, Chopra, etc. (muy buenos por cierto), pero no se logra manifestar aquello en sus vidas debido a que todo queda en el intelecto y no se logra integrar. También he visto una enorme falta de compasión cuando una persona que está laborando en lo espiritual y le pasa algo malo “seguro es el karma”, y cosas así. Otro ejemplo clásico: Decir “sí” cuando se quiere decir “no”.

Me he roto el coco intentando ver cómo romper patrones, hay cursos que pregonan que te resuelven los patrones pero te obligan a firmar un contrato donde no puedes trasmitir lo aprendido, PLOP. De lo que he aprendido, y pueda que me equivoque, no hay nadie que pueda hacer la labor de consciencia de uno, y cuando me refiero a consciencia, es aquello que no ha salido a la luz, que está en el subconsciente y que me rige y sabotea mi vida cuando vivo en piloto automático. Una persona puede ayudarme a hacer consciente mis patrones automáticos, mas labor es personal.

Para comenzar es importante hacer consciente lo que está oculto en nosotros, y para identificar aquellos patrones puedo recurrir a la astrología cabalística, un buen psicólogo, un rabino,  un sacerdote, un guía espiritual, un terapeuta, etc., que opere como facilitador sin intervenir en el proceso. Es por ello que hay que tener cuidado en temas predictivos, ya que una persona influenciable puede caer en un bucle espacio-temporal donde queda prisionera de un círculo vicioso que se repite y se repite si le dicen que está condenada por los astros.  Los astros operan cuando vivimos en piloto automático, una vez que hacemos consciente lo oculto, podemos recibir la luz de la misericordia, eso es lo que enseñan los cabalistas, pero con labor interior, con cambio real, sin fórmulas mágicas o técnicas que pretendan que cortamos camino.

Me contaron la historia de la mariposa. Cuando la oruga pasa a crisálida debe permanecer un buen tiempo allí hasta que llega el momento en que debe romper la caparazón para salir como mariposa. Si alguien interviene en el proceso la mariposa se muere, o en el mejor de  los casos queda lisiada, es decir, requiere pasar por ese proceso de dolor, de esfuerzo para convertirse en una hermosa mariposa. La vida es igual, así que hay que estar atentos. Si bien el camino puede ser más corto, eso va a depender de lo atento que estemos a la vida para poder ver mis reflejos en el otro para corregir mis errores e incoherencias, el problema es cuando no vemos que están, lo negamos o lo evadimos, es allí cuando los astros nos dan con palo. Una vez que se hace la “corrección” como dicen los cabalistas, es posible acudir a un sistema astral compasivo que manda a nuestro sistema, los 72 nombres de Dios, pero al que podemos acceder por MERECIMIENTO, solo así seremos recipientes de lo nuevo.

Cuando veo personas que quieren resolver la vida de otros de manera irresponsable, evoco al caso de la mariposa, cuando no se respeta su proceso natural, algunos más cortos, otros más largos. Muchas veces lo hacemos con la mejor de las intenciones, pero lo que hacemos es alargar el proceso ya que la persona no obtuvo el aprendizaje y volverá a repetir el patrón.  Lo que es una realidad es cuando hacemos cambios en nuestro interior, sin decir una palabra sí que se influye en los demás por inspiración. Podemos desear lo mejor a los demás, pero jamás pretender que cambie, ya que eso depende de la persona, y claro está pueda que no  lo logre en esta vida y requiera de más encarnaciones, pero eso no nos compete.

También debo decir que es posible identificar patrones sin recurrir a una ayuda, por ejemplo es una ley que las situaciones que llegan a mi vida, así como las personas se deben a leyes como la vibración, la causa-efecto y la correspondencia. Lo que no me gusta de esa persona es lo que no he podido integrar en mí, y esto molesta a muchos que siguen en plan de víctimas. Cuando algo se detone en mi vida es una oportunidad para darle la vuelta a la tortilla. Por consiguiente, primero debo identificar el patrón, hacerlo consciente, verlo en mi y luego ACTUAR DE MANERA DIFERENTE. Si hacemos lo mismo esperando resultados diferentes es lo que conocemos como rueda kármica, buques espacio- temporales que se repiten y repiten, cuando es una oportunidad de hacer una sanación cuántica a nivel de todos las multi-dimensiones existentes.

Háganse estas preguntas

¿Por qué me enamoro de alguien que no me conviene?

¿Por qué no logro la prosperidad?

¿Por qué las personas no son amables conmigo?

¿Por qué no me reconocen en el trabajo?

¿Por qué me traicionan los amigos?

Preguntas por montones, la respuesta está en tu interior, ¿qué debo corregir en mí? ¿Me amo lo suficiente? ¿Me valoro lo suficiente? ¿Me engaño a mi mismo? Todas las respuestas ya sabes donde están. El gran problema de la New Age es que inculcan estados de consciencia que aún no se han integrado. Todos quieren tener consciencia crística o búdica cuando no se está en ese nivel, por eso lo más valioso en una persona es su autenticidad y coherencia consigo misma. Si siento envidia verlo y aceptarlo para poder trascenderlo, las personas niegan sus emociones más negativas y lo que sucede es que salen de peores maneras. “Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”.  Carl Jung.

Lo que me está funcionando es responder de manera diferente a las situaciones con consciencia, no en piloto automático, me está dando muchos resultados y observo que lo que antes me afectaba o enfadaba ahora ya no es así. Falta mucho camino por recorrer, pero se hace camino al andar como decía Machado.

En fin, solo hablé de dos aspectos contradictorios en la carta natal pero son muchos (Plutón vs Júpiter, Neptuno Vs Saturno, etc.). El estudio de la cábala busca integrar nuestras incoherencias internas, el Universo responderá de acuerdo a ello “Conócete a ti mismo y conocerás el Universo”. Debemos integrar nuestras emociones con nuestra mente, nuestros sentimientos, mi yo social, mi yo íntimo, mi intelecto, mi sabiduría, etc. El camino será más fácil si estamos atentos, pero no intentemos jamás cortar procesos que entorpecen la vida, gatear es importante antes de caminar. “Tuyo es el reino, el Poder y la Gloria”.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.