El Colgado en el Eclipse

colgado

La palabra rendirse puede evocar a “fracaso” o “resignación”, pues dista mucho de ese significado. Cuando hacía una tirada del tarot y aparecía la carta del colgado, me asustaba, pero comprendí el real significado. La rendición es la capacidad que tenemos para dejar de resistirnos a fuerzas contrarias. Un claro ejemplo es cuando luchamos para que lo “viejo” persista, y claro está que eso nos trae mucho sufrimiento. Luchar en contra de lo que ya no va, recordemos que todo se transforma y evoluciona, así que la resistencia genera persistencia.

Conforme evoluciona nuestro estado de consciencia, podemos trascender las influencias astrales regidas bajo la ley de la causa-efecto, lo que vendría a ser karma o tikún de acuerdo a los kabbalistas. En mi experiencia, y acá hablo más allá de la teoría, es posible reparar nuestros cortocircuitos sin necesidad de pasar por la fuerza del tikún, pero en algunas ocasiones eso ya no es posible, y a mí como a todos asumo, nos ha tocado vivir la fuerza del efecto de la causa, y en esos casos, nos queda ser como el “colgado”.

Si ustedes observan la carta del colgado, el está tranquilo, de cabeza, aceptando de una vez por todas lo que el Universo desea darle y tanto se resistió al no permitir vaciar la vasija. Es curioso porque en Kabbalah las letras se leen al revés de derecha a izquierda, y es que de acuerdo a los Kabbalistas el mundo invisible es como un espejo, por consiguiente se ve al revés. El Árbol de la Vida es un árbol  “volteado” por así decirlo. Nosotros nacemos de cabeza y luego nos erguimos, y estamos de cabeza respecto al mundo invisible. Es así que el colgado se rinde, deja de luchar, entra a un estado de aceptación que dista mucho a la resignación. Entiende que lo viejo ya no da para más, que debe entrar a un nuevo paradigma, que lo que le funcionó ahora ya no funciona, que no puede luchar en contra de la corriente del embravecido río, que ya no puede seguir “actuando”, que lo suyo no se resuelve en el mundo físico así cuente con las mejores herramientas, porque la causa se originó en el mundo no-físico y es allí donde debe resolverse.

El colgado espera, deja de luchar, acepta lo que ya no está en sus manos para dar las riendas a la divinidad, a las fuerzas infinitas. Es allí cuando es iniciado, por ello lo vemos con un halo en la cabeza. Mi pregunta es ¿por qué nos seguimos resistiendo? Mucha gente se considera fuerte por el hecho de resistir, y permanecen en un matrimonio infeliz 30 años por ejemplo, desperdiciando su vida. Otro ejemplo permanecer en un trabajo agotador, que quita energía solo por el hecho de tener algo seguro, la conocida zona de confort.

Pues bien, el día 11 de febrero en la madrugada tendremos un eclipse lunar en Leo. Leo es el signo del corazón, y cuando estamos conectados al mismo brillamos sin esfuerzo. Esta luna se “eclipsa” en Leo para que podamos soltar aquello que no nos está permitiendo brillar y cae en el IC de la rueda zodiacal (la parte baja) que justamente simboliza la zona de confort, lo conocido, que NO ES MALO, sino lo que no nos representa retos en nuestra vida, por consiguiente, no nos permite evolucionar. La evolución está ligada a la revolución ya que hay que revolucionar nuestros propios aspectos personales y también sociales para dar el cambio. Si seguimos en lo mismo hay estancamiento, y eso nos asusta, preferimos lo conocido, ya saben el dicho “Más vale malo conocido que bueno por conocer”, y eso es un sistema de creencia social.

A cada persona le corresponde laborar en un aspecto muy fuerte y eso va a depender en qué casa corresponde al grado 22 de Leo donde se va a dar el eclipse. Yo lo tengo clarísimo y ha sido súper fuerte para mí tener que soltar un apego, y kármicamente tengo a Saturno en Leo en dicha casa marcado en mi carta natal ya que es el patrón kármico más contundente en mi vida que choca en mi mediana edad, cuando a las águilas nos toca cambiar de pico, es decir, ay ay ay como duele. El tema es que decidí enfrentarlo, soltar, aceptar, dejar de querer que las cosas sean como yo quiero, tuve que comprender que la fuerza dista mucho del poder interno. La fuerza denota lucha, y de eso no se trata como lo he mencionado. Es así que me siento liberada, no recuerdo que un eclipse me haya afectado tanto, he tenido un día de tsunami emocional y otro de incendio forestal, y luego viene una calma que uff, basta, hasta acá, next. Es allí donde nos podemos abrir a lo nuevo y entrar a un nuevo paradigma.

Amigos liberen eso que ustedes saben qué es, basta de autoengaño, basta de evadir, es doloroso pero pasa, mas no es así el sufrimiento que se genera cuando hay resistencia, uno se vuelve adicto al dolor y ya no hay nada que lo pare. No necesitamos nada externo, todo está dentro de nosotros, los demonios están dentro de uno. Hemos venido a brillar y el brillo surge del interior cuando decidimos sacar nuestra sombra al exterior, aceptarla, ser vulnerables. En el camino hubieron heridos es verdad, por  eso es importante el perdón a uno mismo y a los demás porque el alma pidió la experiencia, es así que nos hacemos dueños de nuestro destino. Así es.

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “El Colgado en el Eclipse

  1. Pingback: El Colgado en el Eclipse – El Camino de la Flor de Lis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: