Los Desafíos del Ermitaño

hermitano

Son días desafiantes, pienso que es la palabra adecuada puesto que en realidad lo que nos puede parecer “malo” en un momento, en un futuro lo podemos ver como una bendición.  Esa es una de las lecciones que me llevaré cuando me toque regresar al otro lado, que todo es respuesta al pedido de nuestra alma, lo que ella ha elegido para su aprendizaje.

En el Perú estamos viendo unos “destapes” realmente sorprendentes. Muchos renombrados periodistas están envueltos en el escándalo de Odebrecht.  A nivel astrológico tenemos a Mercurio en conjunción con Plutón. Mercurio, el mensajero de los dioses, en astrología simboliza el pensamiento y la comunicación. Plutón es el equivalente al dios del inframundo, de lo oculto y ¡bomba!, sale a la luz las cosas ocultas de estos periodistas y todos los personajes vinculados al caso Odebrecht. Dentro de los dioses del Olimpo, Mercurio era el único que podía bajar al inframundo, y cuando lo hace, vemos estas cosas. En casos personales son tiempos de mucha revolución mental, sistemas de creencias limitantes, maneras de expresarnos, todo eso está removiéndose para salir a la luz, y esto definitivamente no es fácil porque nos acostumbramos a ocultar, esconder en alguna parte aquello que no quisimos enfrentar, pero tarde o temprano todo sale. Plutón, ese pequeñísimo planeta y sumamente poderoso, hace que salgan  revelaciones como “Luke, yo soy tu padre”, y cosas que no queremos oír o enterarnos.

La conjunción Plutón-Mercurio hace cuadratura con Urano en Aries y Júpiter en Libra. Estas tres fuerzas que trabajan por su lado, buscan laborar básicamente en nosotros mismos antes que en parejas o asociaciones. Es decir, Urano está “revolucionando” la forma de relacionarnos con nosotros mismos. Siempre nos la pasamos buscando afuera: relaciones, adicciones, sedantes, situaciones evasivas, juicios a otros, etc., con tal de no mirar en nuestro interior, y la vida nos da las lecciones. Muchas personas no pueden estar consigo mismas ni una hora, comienzan a ver su celular, mandar whatsaaps, tomar fotos al plato de comida (parece que me estoy describiendo jeje), por poner un ejemplo. Es por ello la importancia de enfrentar nuestras propias emociones, de tener una seria conversación con nuestra sombra porque ES PARTE NUESTRA. La meditación o actividades como el Yoga nos ayudan a aquietar la mente, pero hay momentos donde hay que enfrentar y aceptar lo que está pasando en nosotros mismos.

La buena noticia es que de la oscuridad sale mucha luz, y el brillo llega por añadidura, pero hay que HACER LA LABOR, y lamentablemente nadie lo puede hacer por nosotros. Podemos recurrir a terapias o lo que sea, pero llega el momento donde hay que “enfrentar”, sin guerra.

Hablando de guerras,  el planeta Marte, conocido como el Dios de la Guerra, ingresó a su signo de Aries. Para los cabalistas el mes de Aries es sumamente difícil por lo que hacen una serie de actividades para que no pase tan fuerte. Cuando yo hablo de “dioses” lo hago a modo de mitología, antiguamente se les adoraba como Dioses, existían templos con sus sacerdotes y sacerdotisas, para los cabalistas eso es idolatría (y para mí también).  La influencia astral está programada de acuerdo a las lecciones del alma pero se puede transcender, previa labor personal y con el estudio de la Kabbalah.

Con Marte en Aries veremos las guerras en el mundo acrecentarse (lamentablemente). Estamos viendo incendios forestales en Chile, que es rabia reprimida que crea ese egregor. En  un buen aspecto, Marte nos ayuda a emprender cosas nuevas, mueve nuestra voluntad, pero si tenemos el chakra del plexo solar bloqueado, la energía se estanca, generando iras que al final llevan a la gastritis, úlceras o cosas peores. La voluntad es algo que debemos laborar en nosotros mismos. Este mes es muy bueno para ayunar, para subir montañas, para dejar adicciones, cambiar rutinas. El Universo felicita y premia cuando vencemos nuestras propias limitaciones.

La persona de Aries de sol o ascendente en buen aspecto, es líder y cree en sí mismo, pero cuando no está en buen aspecto se queja de todo, es iracundo y culpa al exterior y a la mala suerte. Además buscará cosas externas para cubrir sus vacíos, como una relación que al final entorpece su mundo, es por ello que Urano busca laborar en nosotros mismos para que las relaciones que tengamos sean de complemento, dos naranjas enteras y deliciosas en vez de dos medias naranjas incompletas.

Por si fuera poco, tanto Marte en Aries como Venus en Piscis están en cuadratura a Saturno, el planeta del compromiso, el que nos reta, nos desafía, nos saca la mugre, pero siempre para ser mejores. De hecho muchos famosos y personas exitosas han tenido infancias difíciles y han sabido superar sus dificultades. Saturno nos pone los límites, nos dice “Hey, quieres esto, pero primero debes laborar en estos aspectos”. En el caso de Venus en Piscis, es un aspecto de ilusión. Nos dice: “Hey no seas ilusa, baja del carro. Si deseas atraer eso debes tener los pies en la Tierra y hacerte responsable”. Hablo en femenino pero me refiero a la parte femenina en todos que desea atraer situaciones agradables a nuestras vidas, es la parte magnética. Recordemos que atraemos lo que somos, no lo que deseamos, atraemos situaciones y personas de acuerdo a cómo estamos vibrando y al real sentimiento de merecimiento que tengamos, para ello hay que superar viejas heridas, porque si no nos sentimos merecedores de algo, llegará algo indeseado.

En el caso de Marte en Aries, Saturno diría algo así: “Quieres emprender, quieres triunfar, pero ¿realmente crees en ti? ¿Tienes la voluntad suficiente? ¿Desistes a la primera prueba? ¿Das más peso a lo que dicen los demás que lo que piensas sobre ti mismo? La “competencia” es contigo mismo, no te compares con otros, emprende con pasión tus proyectos. Si no crees en ti, los demás mucho menos.

Hay que aprender a ser como el ermitaño del Tarot. Aprender a gozar de nuestra propia compañía, engreírnos, ir al spa, que nos hagan masajitos, aprender a ir a restaurantes, cine, teatro, etc. solos, observemos qué tanto nos fastidia. El ermitaño sabe escucharse, es consciente de sus limitaciones y ojo no es outsider, toma distancia cuando es conveniente, y utiliza su sabiduría al servicio. Seamos nuestros mejores amigos.

Les he dado el panorama astral no como algo que va a suceder, justamente los desafíos son eso, para trascenderlos. El futuro lo hacemos nosotros mismos, es por ello que la astrología predictiva se ha vuelto obsoleta, y es que antes todo era más “lento” y “predecible”, ahora todo sucede con mucha velocidad, nos “revuelca”, pero con el propósito de ser mejores personas cada día. La ley de la Causa- Efecto es eso, cosechamos lo que sembramos, el Universo nos responde como un búmeran no solo lo que emitimos con nuestros pensamientos y palabras, sino cómo estamos vibrando. Busquemos cosas que nos hagan felices, personas que saquen lo mejor de nosotros. Si vemos que personas o situaciones, sin que sea realmente su “culpa”, no nos hacen sentir bien, hay que tomar distancia. Por ley de la vibración, llegarán cosas nuevas a nuestras vidas. Así es.

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: