Archivo mensual: febrero 2016

Ceguera de Luz

5La luz está volviendo ciegos a muchos, y esto no es broma. Hace poco veía un video del rabino Albert Gozlan quien mencionó que el infierno no existe tal como muchos creen, más bien éste es un lugar de mucha luz y quien no está preparado para ello simplemente no lo soporta, siendo un infierno para esa persona. Sin embargo, para aquella persona que trascendió en la Tierra, ese lugar será el mismo cielo, ya que está preparada para “soportar” tanta luz.

Los ángeles están más cerca a nosotros y cada vez es más fácil de percibirlos, en mi caso los veo con mis propios ojos como una vibración parecida a un ventilador. Los arcángeles son conciencias mucho más grandes también disponibles para los seres humanos. Pero si comenzamos a hablar de principados, dominaciones, tronos, querubines o serafines, los distintos coros angélicos, simplemente nos “moriríamos” de luz, simplemente es demasiado, a menos que alguien me explique lo contrario, no creo que el ser humano pueda “contactar” un serafín o querubín, vibratoriamente hablando están muy lejanos, aunque sí considero que puede hacerse de manera telepática a través de nuestro eje del ser de nuestro árbol de la vida.

Toda esta reflexión surgió luego de mi viaje a Rupac, un lugar a cuatro horas de Lima capital donde se encuentran unas ruinas muy bien conservadas. Estuve en una caminata de 3 horas a 3400 msnm y la verdad fue muy duro, pero valió todo la pena. La parte “anecdótica” fue que fueron muchas personas de distintos tours, y muchos fueron en plan de borrachera. Llegar a un lugar tan alejado, tan puro, tan poco “manoseado”, sentir mayor velocidad que en un principio generó alegría en todos, pero que poco a poco se fue distorsionando en algunos debido a la confusión de muchos de pensar que el alcohol es motivo de felicidad. Había que tener mucha compasión en ese momento, me pongo a pensar, semejante velocidad en personas que no se han preparado espiritualmente, genera un verdadero caos.

Con mi grupo hicimos una meditación y un tubo de liberación de energías densas, egregores y hasta desencarnados. Habían tres guardianes: uno de luz, otro intermedio y otro del bajo astral. Desde el principio sabía que debíamos protegernos especialmente a la hora de dormir ya que de lo contrario se iba a armar una batalla campal a nivel astral. Sin embargo todos estuvimos juntos pero no revueltos, teníamos que comprender que así tenían que ser las cosas. Los guías nos apoyaron y asistieron y estuvimos de observadores ante lo que acontecía, que también fue una gran prueba ya que un par de borrachines se pasaron de vueltas, uno casi se cae en nuestra carpa y otro se puso a miccionar al lado.

Pero con todo esto, la sensación de haber entrado a un espacio tiempo de mayor velocidad, y otros en otra dimensión a poca distancia fue de mucho aprendizaje para mí. Esto también sucede en el mundo cotidiano, en nuestro entorno, y cada vez es más evidente. Personas a poca distancia física que están en distintas dimensiones. Además que por ley de la vibración, atraemos personas y situaciones que están como nosotros. Pero ojo, si miramos como si estuviéramos por encima, eso denotaría falta de compasión, y es allí atraemos justo lo que no queremos.

Aprendí que la compasión se logra cuando se ha experimentado, se ha caído y una vez levantado, puedes mirar a otros sin juzgarlos, y con esto no quiero hablar de mis borracheras, pero me entienden, yo ya pasé por eso. Sin embargo las personas que no han experimentado y se vuelven devotas al punto del fanatismo, juzgan a otros sin compasión y misericordia y ojito con eso, es el mismo juego, el reflejo del espejo, de la sombra no abrazada.

Es así que cada vez hay más luz en el mundo, esa luz que deja ver la suciedad que antes no se veía, por eso muchos creen que estamos peor, pero no es así. Así que no hay que cegarnos con la luz, pero tengamos en cuenta que hay que prepararse, ya no se puede tener el estilo de vida de antes, y eso abarca la alimentación, los pensamientos, las emociones, hacer las cosas que nos gustan, cumplir la misión, vivir en coherencia. Alinear emociones con pensamientos y mente. Esta energía no tolera el autoengaño, todo lo que es mentira, ira, miedo, está en constante revolución, y aquellos que siguen persistiendo en su zona de confort son los que la pasan fatal.

Si las cosas no funcionan como antes, hay que hacer cambios en nuestras vidas, hay que atreverse a eso, ¡ánimo! Sé que puede ser difícil pero luego se sentirán agradecidos. La caminata que hicimos fue un ejemplo de vida, yo recién comenzaba y sentía que no podía más, solo había avanzado media hora y quería llorar literalmente, sin embargo me encomendé a la fuerza de Dios, y eso fue más fuerte que mi cuerpo físico, estoy muy agradecida por la recompensa, semejante paisaje, semejante pureza, semejante luz.

Reitero que es apremiante adaptar nuestros cuerpos a la nueva luz, a la nueva velocidad. He visto en meditaciones cómo las personas que no están acostumbradas, lloran, les da calor, frío y hasta emociones de ira, porque esa energía viene a remover lo que ha estado estancado, sólo hay que fluir, entenderlo y sutilizarnos para no seguir en el caos.

Y bueno les recomiendo hacer esta caminata, mi grupo y yo tomamos el tour con la empresa Mundo Aventura Travel, acá los datos:  http://mundoaventuratravel.com/. Se contratan burritos que llevan el equipaje, hay que llevar carpa de media montaña. Lo lamentable, y espero que se corrija pronto es que no hay vigilancia y muchos dejan el lugar sucio y tampoco se respeta mucho el Patrimonio Nacional, pero prefiero enfocarme en lo bonito.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Corazón Sentimiento y Corazón Cerebro

fenixEste título puede ser confuso, porque si lidiar con una mente separada del corazón es sumamente caótico, aún no termina la cosa., y es que cuando se reconoce los dictados del corazón nos toca separar el sentimiento que sigue siendo humano por algo más grande, que es el amor más allá de  los límites de lo humano, que puede significar alejarse de un ser amado.

Si, si sí, no es fácil de entender, yo lo experimento y aún así es difícil de explicar. Primero quiero referirme a las madres. Yo no soy madre pero puedo imaginarme el amor que puede sentir una madre hacia un hijo, que muchas veces puede transitar por un camino de dolor, de oscuridad absoluta, y sin embargo una madre no deja de amarlo y dejará que su hijo transite por lo que deba transitar a pesar de su dolor.

En el aspecto de las relaciones, hay dos formas de relacionarse, a través de una atracción sexual y la que trasciende al corazón. Cuando realmente se llega a ese nivel es un amor muy parecido al de un amor madre-hijo, se mueve a un nivel pectoral. Uno puede pensar que este nivel es lo perfecto, pero no es así. Este “nivel” de amor aún condiciona, aún busca el control y tiene expectativas. El nivel que si es transcendental es tan desapegado que puede dejar ir cuando no es el momento.

Mucho se habla de las almas gemelas, que se re-unen para caminar en una misión conjunta a un nivel de armonía en todos los niveles. Esto no siempre es así cuando una o ambas partes aún tienen aspectos que sanar y no puede darse el encuentro a nivel físico. Esto debido a patrones muy pero muy arraigados que no permiten la fusión alquímica donde en un principio se da un encuentro de sanación.

Reconocer a tu alma gemela puede ser algo sumamente frustrante cuando sabes que no es el momento porque queda camino que recorrer por ambas partes. Cuando tu parte egoica entra en acción lo que se siente es frustración y surgen todo tipo de emociones porque el ego siempre quiere tener el control. Cuando uno mira en perspectiva, cual águila, comprende, y no lo digo de la boca para afuera. Inclusive puedes ver que quizás aún son necesarias almas afines para terminar de cumplir un ciclo, y para ello hay que darle las riendas totalmente a Dios porque la trascendencia con el alma gemela solo se dará en el momento que deba ser, ni antes ni después.

Y una vez que eso se da, se pasa del pecho al plexo, cuando ya se logra trascender el nivel más bajo de las emociones. El plexo sostiene la parte sexual y el corazón-cerebro en el centro de la voluntad. Allí estamos hablando de un amor trascendido, hacia uno mismo por supuesto, hacia los demás y hacia toda la existencia. No se puede amar a algo externo de manera incondicional si no se ama a uno mismo aunque parezca disco rayado.

Menudo juego el que decidimos jugar en esta Tierra, y todo es perfecto, siento mucha gratitud, en especial cuando estoy a “modo águila”, cuando todo se mira por encima, donde las emociones densas no te tocan porque quedaron abajo al igual que la mente egoica, cuando sabes que todo es perfecto como es.

El cerebro corazón es justamente eso, es la verdad en cada uno de nosotros que trasciende emociones e incluso sentimientos. Amar sin condiciones, amar sin etiquetas, simplemente amar puede sonar a floro espiritual pero es más que eso, es la forma en que amó Jesús a la humanidad en la cruz. Es cómo nos ama el creador aunque sucedan cosas tan terribles en la Tierra, incluso aquellas cosas no tienen etiquetas ni valoración porque sólo existe el amor. No comprendemos los niveles tan bajos de actos hechos por humanos que están saliendo a la luz, pero es por esa oscuridad que otros vemos la luz. Cada uno decidió cumplir su papel, es así que no nos toca valorar el camino de nadie, ni siquiera de los seres que más amamos.

Es por ello que muchas veces nos toca decir no al cerebro sentimiento para permitir que el cerebro corazón actúe. Es la forma de avanzar más rápido, cuando interviene nuestra parte egoica, acrecentamos el dolor e incluso el sufrimiento, retenemos lo nuevo, ya que no dejamos que fluya lo que debe morir para volver a nacer.

No es únicamente con el alma gemela sino con los padres, hijos, hermanos, amigos, enemigos, extraños, etc., cada ser eligió vivir experiencias que son apropiadas para su propia evolución e intervenir lo único que hace es entorpecer el proceso, lo que puede convertirse en algo kármico para aquellos que pensando que “ayudan”, lo único que hacen es estancar el proceso de alguien. Esa alma que “estanca” debe esperar por ley a que nuevamente la otra alma estancada se enrumbe. Es muy distinta la compasión, porque la compasión inspira, hace que el otro tome otro camino por propia convicción y no por convencimiento u obligación. Es la fuerza del fuego donde no hay que vaciarse como el agua. No hay nada que uno deba perder o sacar de uno, o sacrificarse, es expandir como cuando Jesús decía “sígueme”, y dejaban de hacer lo que estaban haciendo para seguirlo. Allí no se interviene, todo es fruto de la inspiración, el fuego interior del otro. Es por ello esa frase repetitiva “sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

Este post surgió luego de una apertura de conciencia personal, la que da paso a un nuevo nacimiento luego de la muerte necesaria de algo. Estoy en la mitad de mi vida, y estoy en la fase en la cual el águila debe romper su pico de manera dolorosa para dar el paso al nuevo pico. Un proceso de introspección que me ha hecho pasar por el dolor emocional y físico, para poder continuar con un nuevo pico y nuevas alas en mi otra mitad de vida.

Los amo

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.