Archivo mensual: diciembre 2015

Anhelos para mí y para ustedes para el año 2016

lirios

Mi flor preferida: El Lirio

El año 2015 fue regido por el número 8, el de la unión de las polaridades, el año 2016 es del número  9, que es  el número de la trascendencia, específicamente respecto a la misión de vida. Los años previos han sido de depuración, de mirar nuestra sombra, de liberación kármica (aprendizaje). El año 2016 es un año para actuar, pero para ello debemos asumir la responsabilidad total de nuestras vidas.

Los astros favorecen, pero recordemos que podemos incluso trascender los astros cuando nos dejamos llevar por el corazón y la creatividad, cumpliéndose la suprema voluntad del creador en nosotros. No olvidemos que todo acontece por efecto de la causa, que atraemos personas y situaciones de acuerdo a la velocidad de nuestra vibración, que creamos realidades de acuerdo a nuestros pensamientos y palabra, entonces, nada es producto de la casualidad ni de la buena o mala suerte. Puedo decir que lo que más he aprendido en este año es a responsabilizarme de todo, absolutamente todo de lo que me pasa.

Responsabilizarse de nuestra realidad nos trae una visión más aterrizada de la vida que sin duda deviene en efectos positivos. Si yo sigo culpando a los otros y a las situaciones, sólo crearé más sufrimiento y situaciones repetitivas en mi vida.

He estado experimentando con el Ho’oponopono con muy buenos resultados, pueden encontrar información en Youtube. En síntesis, este método hawaiano utiliza estas cuatro palabras en cualquier orden: Lo siento, perdóname, te amo, gracias. Asumiendo la responsabilidad de lo que me sucede con alguna persona o alguna situación que podría ser una enfermedad. “Lo siento, por aquello que está en mí que ha creado esto”. Esto es importante porque hay situaciones de la colectividad donde cada uno ha aportado algo en el egregor colectivo, por ejemplo las guerras, la delincuencia, el maltrato animal, los problemas madioambientales, etc.

Todo aquello que me afecta, sin duda hay algo de mí que ha creado eso, de lo contrario no me afectaría, es algo que está en el subconsciente que hay que liberarlo, y para ello hay que darle las riendas al creador, a Dios o como quieran llamarlo. De esa manera podemos sanarnos o “corregir”, aquello que está en nosotros.

Sin mi padre celestial no soy nada, esto puede sonar muy fanático, pero la verdad es lo que siento. El me dio talentos y una misión para cumplir su voluntad y experimentar a través de mí, como en cada ser humano de la Tierra. No hay nadie “especial” ni “elegido”, somos piezas del rompecabezas.

Anhelos para mí y para ustedes para el año 2016:

  1. Tener los pies bien puestos en la Tierra
  2. Amar a este planeta que nos nutre
  3. Valentía para cumplir nuestra misión
  4. Creatividad para cumplir nuestra misión
  5. Voluntad para cumplir nuestra misión
  6. Seguir al corazón para cumplir nuestra misión.
  7. Expresar nuestra verdad pura
  8. Tener discernimiento para no caer en distorsiones
  9. Conexión con el universo
  10. Amor y devoción al padre-madre celestial
  11. Año sin expectativas, dejar de esperar que personas o situaciones sean como yo espero.
  12. Que no  nos importe lo que piensen o digan lo demás acerca de nosotros
  13. Asumir la responsabilidad de nuestros actos y las consecuencias de los mismos. Asimismo asumir la responsabilidad de las situaciones que nos toca vivir.
  14. Cosecha de buenos frutos
  15. Prosperidad, salud y mucho amor = abundancia
  16. Servicio a la humanidad a través de nuestros dones
  17. Vida sin juicios hacia otros ni a nosotros mismos
  18. Paz y plenitud
  19. Vivir el presente. Carpe Diem
  20. Que la fuerza esté con nosotros… siempre

Así es y hecho está

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: | Deja un comentario

Las Distorsiones en el Mundo Espiritual

parasitosMuchas veces opto por no hablar de canalizaciones, a pesar de que yo misma sea facilitadora de un Curso para Aprender a Canalizar. En este blog escribo desde mi corazón e inspiración y opté por no llamarlo canalización, y con esto me hago totalmente responsable de lo que escribo, porque cabe señalar que muchas veces mi ego interfiere, además de mis emociones, y no voy a auto flagelarme por eso, eso es justamente lo que pretendo con este blog, abrirme desde mi humanidad.  Honro mi oscuridad ya que ha permitido que la luz emane cada vez más cuando aprendo de mis errores, y permítanme usar esa palabra aunque inmediatamente el floro new age diga “no hay errores”, y es verdad en cierto modo ya que gracias a esos “errores” hoy soy una persona más fuerte y sabia, pero sí usaré esa palabra porque no encuentro otra, y  es más apropiada que “pecado”.

Cuando debo escribir una canalización “pura”, simplemente soy una escriba y cuando me siento a escribir una canalización me aseguro que deba estar en una vibración muy alta, para no caer en distorsiones, de lo contrario, simplemente no lo hago. A decir verdad, mis guías de las distintas dimensiones me han enfatizado que me enfoque en mi corazón y que promueva esta conexión en la humanidad. Para ello las personas deben confiar más en sí mismas y dejarse de miedos.  Muchas personas piensan que un mensaje es más importante si proviene del Arcángel Miguel, de Jesús o de algún extraterrestre, y la verdad, y lamento la crítica, esta es una gran distorsión.

Siempre repito que lo importante es el mensaje y no el mensajero, y con esto no quisiera fomentar el miedo, todo lo contrario, canalizar es una capacidad inherente en los seres humanos, sin embargo esta palabra está siendo mal utilizada y también evoca a espiritismo en muchas personas. Estoy pensando seriamente en dejar de usar esa palabra para llegar a más personas, inclusive hasta personas ateas o agnósticas, ya que todo ser humano, independientemente de la religión que profese, independientemente de sus creencias, TIENE Y DEBE, conectarse con su corazón.

El ser humano conectado a su corazón cumple su misión de vida, está en constante conexión y aceptación con lo que es, se vuelve una persona transparente dejando de lado las corazas, las caparazones autoimpuestas por los sistemas de creencias o por el qué dirán. Una persona conectada a su corazón ya no necesita de los guías espirituales y los guías espirituales no tienen necesidad de que se les reconozca el crédito, y mucho menos que se les idolatre. Un verdadero guía espiritual de luz se alegra de que las personas se conecten con su real ser, con su esencia, con su Yo Soy. Cuando una persona logra la alineación multidimensional con el “Yo Soy el que Yo Soy”, el creador, está cumpliendo  la suprema voluntad de Dios, el real propósito de su existencia.

Tengamos en cuenta que el ser humano inevitablemente vive altibajos vibracionales en su vida, por ejemplo si fallece un ser querido, es lógico que bajemos nuestra vibraciones y velocidad debido a la tristeza, por lo que hay que guardar luto y permitirnos esa tristeza sin reprimirla o negarla. Cuando estamos en esos estados NO SE DEBE CANALIZAR. Si viniese un guía o un ser, supuestamente a darnos un mensaje,  primero ver el contenido del mensaje, ya que podría ser el desencarnado queriéndonos decir algo, pero nunca hay que enganchar con la emoción. No hay que olvidarnos de la lógica puesto que por velocidad vibratoria, un ser de luz no puede acceder a un campo de dolor, es una simple ley matemática, por eso no debemos olvidarnos de la lógica. La manera más fácil de caer en distorsiones es cuando se está en estados alterados de conciencia, llámese alcohol, marihuana, ayahuasca, etc. Nos hemos pasado la vida buscando fuera: relaciones, prosperidad material, experiencias, viajes, adicciones, etc., y no hemos querido ver el vasto universo interior, que por cierto puede dejarnos ver cosas desagradables pero que hoy hay mucha asistencia para trascenderlo, y cuando digo asistencia es que proviene de Dios Padre, el creador de universos cuya esencia es amor infinito.

La búsqueda espiritual también es una búsqueda externa cuando damos el poder a maestros, guías espirituales, iniciaciones, rituales, etc., cuando somos seres espirituales por excelencia. Llegamos a un grupo o vivimos un taller de crecimiento personal y nos sentimos tan bien que pensamos que nos iluminamos, pero es sólo el comienzo para seguir sacando capas que están en nuestro interior, y la mejor manera es verlo en  la vida misma, en lo que ésta nos muestra, y yendo por el camino del corazón, el camino de la plenitud y del servicio.

“Por sus frutos los conoceréis”, decía el maestro Jesús, y lo recalco por todo lo que yo viví, dándole poder a personas que tenían vidas caóticas y sin embargo decían tener las respuestas del mundo, estar conectados y que por medio de ellos se podía obtener la sanación o “iniciaciones” donde te dan cristales, códigos u otras cosas, que pueden incentivar la apertura prematura de canales cuando no es el momento (lo que sucede con la Ayahuasca). Tengamos en cuenta que todo llega por añadidura y llegado el momento son nuestros propios guías quienes aperturarán la glándula pineal y otras capacidades cuando llegamos a un equilibrio entre el hemisferio izquierdo (razón, lógica), con el hemisferio derecho (intuición, conexión espiritual).

Tengamos en cuenta que un guía espiritual nunca dice qué hacer de manera específica. A ellos les interesa que uno cumpla su misión, y si la misión es comunicar a la humanidad, el mensaje siempre inculcará seguir el camino de la misión de vida y vivir una vida compasiva y de servicio. Los mensajes de miedo y destrucción simplemente hay que desecharlos porque no provienen de un ser de luz. Si bien vemos tanto movimiento en la Madre Tierra, es un tema de lógica, por eso no debemos dejar de lado la lógica. La energía se está moviendo,  y la Madre Tierra está removiendo energía estancada a través de las montañas, volcanes, a través de los elementos, eso mismo sucede con nosotros que debemos liberar la energía estancada haciendo conscientes nuestras emocionaes para poder  trascenderlas, Y ESO NADIE LO PUEDE HACER POR NOSOTROS.

Los seres humanos somos seres sociales y nos ayudamos unos a otros, pero eso no significa que alguien o algo va a solucionarnos la vida. Por ejemplo, podemos ir a un terapeuta ante una dolencia física, emocional o mental, o incluso buscar apoyo espiritual. Pero un terapeuta o un facilitador sólo es una herramienta para que sea uno quien tome conciencia y especialmente su PODER. Nadie es perfecto y todos tienen sus errores y vulnerabilidades, y eso no descalifica a nadie para ayudar a otros. Grandes maestros son jardineros, barrenderos, artistas, lustra zapatos, profesionales, etc., cada uno en su rubro haciendo sus labores con amor y servicio, inspirando a otros. La distorsión se presenta cuando alguien o algo se presentan como “salvador”. Ya no podemos ceder el poder a canalizaciones, tendencias, terapias especializadas con energía ultra archi post crística. Allí hay que usar simple lógica.

Este artículo puede ser muy crítico pero la verdad es que he visto BARBARIDADES que acá cito, y que menos mal que ganó la lógica y la razón.

  1. Tener sexualidad con el “maestro” para sanar heridas femeninas. Esa situación es común y muchas están cayendo en el floro new age. ¿Cómo termina la persona? Parasitada
  2. Que el maestro “programe” piedras como obsidianas, piedra luna, cuarzos, etc. ¿Por qué un “maestro” debe hacer eso? Eso es peligrosísimo en especial en piedras que se introducen en la vagina, ya que se manipula a través del sueño astral. Tampoco para sanación. Cada ser humano puede programar sus propias piedras.
  3. Rituales con elementales (ceremonias de fuego, agua, etc.), he visto como se abren portales duales porque la gente no sabe lo que está haciendo. El resultado: Persona parasitada, mal de ojo, espíritus invasores. Ya no son tiempos de laborar con elementales, ellos son espíritus de la Tierra que ayudan al planeta no están a nuestro servicio.
  4. “Limpieza” con cuyes y otros animales. Además de sacrificar a un animal inocente, la persona termina parasitada.
  5. Amarres y todo al nivel de la brujería.
  6. Apertura de campos cuánticos innecesarios a nivel de lectura de registros akashicos, lo que hace que las agonías y procesos en las personas se hagan interminables.
  7. Canalizaciones que indican vender todo para seguir un camino o que se involucren sexualmente con alguien para tener un “hijo cristal”.
  8. Grupos que predican el despertar de conciencia y están atrapados en ambientes hostiles, de desarmonía, juicios e injurias.

Cuando una persona está parasitada es un blanco muy fácil para la manipulación y la distorsión. Es así como terminó la moda hippie: orgías en torno a la paz y el amor. Sexualidad con los gurúes y maestros, etc.

Muchas personas se deslumbran con algunas manifestaciones extra sensoriales que se pueden presentar, pensando que provienen de fuentes lumínicas, ya lo he visto tanto yo y no son más que portales duales o actividades a un nivel de brujería.

El camino del mago es el camino del ser que no requiere nada externo. El mago puede generar alquimia convirtiendo el plomo en oro pero no necesita hacerlo, eso llega por añadidura. Su trabajo interior es tal, que todo lo externo se da por efecto de la causa. No depende de nada que lo haga entrar en estados alterados de conciencia, no depende de elementales externos, ni de sacrificios, solo de sus elementales internos y de su campo electromagnético que lo consigue laborando en su energía interior, en una vida disciplinada y compasiva, y en el caso de tener pareja, en una relación monógama de amor y mutuo respeto.

Todo se ve simple pero a veces las personas nos olvidamos de la lógica. Existen muchas dimensiones de luz que nos llevan al creador. Las religiones cristiana y hebrea lo dividen en serafines, querubines, tronos, dominaciones, poderes, virtudes, principados, arcángeles, ángeles, y en todos esos niveles nos encontramos co-existiendo a nivel multidimensional, y también la hermandad blanca, pero por más que subamos, hay distorsiones que nos regresan cual anclas. La manera de medirlo ya lo he mencionado, “por los frutos”, pero debemos aprender a reconocer la velocidad vibratoria. En una velocidad pura, estando en el eje del ser, no hay distorsiones. Recordemos que somos la gota del océano, ¡No somos el océano!, y esa es otra gran distorsión. Así que nunca olvidemos que le debemos todo a nuestro padre creador, y que si bien nosotros somos creadores que materializamos en este plano, es en el mundo invisible donde se gesta lo que deseamos crear, es nuestro padre el que hace posible que nuestro deseo se materialice.

Pongo un ejemplo: en el mundo material yo tengo una semilla y quiero que se convierta en un gran roble, ya de por si voy visualizando al gran roble. Mi labor interior implica mi fe, mi campo electromagnético fruto de una vida coherente de integridad del no desperdicio de energía. Luego de ello todo depende del padre que estaría representado por las nubes que crean la lluvia para que esa semilla germine. Depende de cada uno en la medida que el padre va a retornar el deseo de acuerdo a la labor del solicitante, y eso va más allá de técnicas y visualizaciones, es campo electromagnético. Así que no hay que creerse dioses, somos hijos del creador.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Sentir vs Evadir

sentirme-vivo

Sin duda el ser humano es sumamente complejo. Hablamos de ser conscientes en la vida, y sin embargo el común de las personas sólo están conscientes el 5%, siendo el subconsciente el que rige la vida con un 95% y más, y esto no lo digo yo, especialistas como Bruce Lipton explican al respecto.

Este subconsciente está programado por los sistemas de creencias que nos inculcaron desde pequeños que fueron creando patrones y paradigmas en nuestras vidas. Estas “programaciones” también las cargamos de nuestros antepasados.

Entonces a los niños varones les dicen “los hombres no lloran”, reprimiéndolos de por vida, por eso comprendo ahora un poco el fanatismo que tienen por el futbol, de algún modo deben canalizar sus emociones reprimidas. Frases como “¡qué inútil!” van calando en el subconsciente. La palabra es tan poderosa y mal usada puede ocasionar severos traumas en las personas.  Por ejemplo a los niños se les suele preguntar ¿qué quieres ser de grande? Y ellos suelen responder policía, bombero, enfermera, etc, y conforme van creciendo van afinando sus gustos. Sin embargo, si los padres lejos de incentivarlos en sus deseos le dicen “eso no porque  te vas a morir de hambre”, todo eso se va registrando en el subconsciente, aflorando cada vez que a la persona se le pasa por la cabeza cumplir su sueño de niño.

Frases como “el dinero se consigue con el sudor de la frente”, programa a las personas para que sufran realmente al conseguir el dinero, siendo el dinero “fácil” antinatural, porque así está la programación. “Todos los hombres son iguales”, claro, para quien crea en ello será su triste realidad y su condena para sus relaciones. Ejemplos son innumerables, muchos comportamientos ante situaciones se “detonan” evocando una memoria celular, y eso es totalmente inconsciente. Ese recuerdo puede traerlo una frase, un olor, un sonido, una mirada, una tomada de mano, una sonrisa, etc., solo se presenta la situación y ¡plaf!, la memoria celular actúa a través del subconsciente.

Es así como funciona lo que llamamos karma, nos podemos creer sumamente conscientes, pero sin embargo, el universo nos presenta personajes que pueden ser de otras vidas, para revivir una situación con el propósito de hacer la “reparación”, que es el aprendizaje, ya que si no se consigue la situación volverá a repetirse. En mi caso particular se en muchos casos cuando se me presenta un personaje kármico en mi vida, se por qué está ahí e incluso hasta lo que debería hacer, pero admito que la programación puede ser sumamente fuerte al punto que actuar puede ir en contra de mis células. Por ejemplo una fobia, casi todos los seres humanos tenemos fobia a las ratas, yo veo una y siento demasiadas cosas. Amo a los animales pero sin embargo mandaría a matar una. Muchos de nosotros morimos en plagas originadas por la peste bubónica, aún no se cómo resolver esto, si saben mi cuentan.

Si hay algo que he aprendido en los últimos tiempos es que debido a las programaciones también evadimos situaciones para “evitar el dolor”, esto no es consciente, se hace simplemente y nos llenamos de capas. El problema es que el dolor está allí para que lo veamos ya que nos está indicando algo que debemos resolver. Y este dolor se adormece con las adicciones, con los analgésicos, con las acciones evasivas, con el autoengaño. Puedo hablar de esto porque lo he vivido. La memoria celular de mi familia tiene la adicción al alcohol, y cuando uno comienza a beber desde muy joven, ya no hay marcha atrás. Se busca ese adormecimiento de “no sé qué”, solo que aparentemente nos hace sentir mejor, y es por ello que quien comienza con una droga “suave” como la marihuana, casi siempre termina en cosas más fuertes como la cocaína, la heroína, ácidos, etc. Y por más que me gane antipatías, la ayahuasca es el mismo camino de la evasión. Se busca obtener un estado alterado de consciencia que no se consigue en la vida misma, pero todo, absolutamente todo, cuando pasa el efecto, se vuelve a la triste realidad, y cada vez más triste, hasta que decidimos hacer un alto.

Las personas que están viviendo más en el mundo material se vuelven adictos al trabajo, todo aquello que los mantenga con la mente distraída, el alcohol de los fines de semana y otras drogas. Las personas del mundo espiritual suelen des-anclarse y también pierden la conexión con la realidad, a pesar de que no hayan tomado ayahuasca. El hecho de querer estar metidos en meditaciones y en experiencias extra- sensoriales de manera exagerada, también es una forma de evadir.  Estoy leyendo un libro que dice algo muy interesante y lo cito “… disminuyendo la sensibilidad se disminuye la vida y que todo cuanto evita el dolor se vuelve en provecho de la muerte”. Por consiguiente, sedar el dolor, es morir de  a pocos.

Qué fuerte señores, pero evoco personas que ya no podían con su dolor como Michael Jackson que murió de una sobredosis de pastillas. Cuando el dolor no es enfrentado, sino sedado, se queda allí generando más dolor como enfermedades tan raras como la fibromialgia. “Enfermedad que se caracteriza por un dolor muscular crónico de origen desconocido, acompañado de sensación de fatiga y otros síntomas”.

¿Qué tiene que ver las programaciones con el dolor? Mucho, porque éstas se han creado muchas veces como un mecanismo de defensa para evadir el dolor. No expresar los sentimientos por miedo al rechazo, o ¡miedo a no sé qué! Solo se activó la programación, la memoria celular, y de esa manera se aceptan situaciones que no queremos, o creamos un personaje y dejamos de ser transparentes, se repudia a la sombra y en casos extremos se manifiesta en asesinatos, transtornos de la personalidad, etc., todo por no ser como realmente somos.

Los científicos solo reconocen el 3% del ADN que es el genoma humano, el 97% restante lo llaman ADN basura, que en realidad es lo que nos conecta con el mundo invisible. Si una persona tiene una enfermedad como la diabetes, puede mejorar la situación con un cambio de hábitos y alimentación, incluso revirtiendo la enfermedad, eso se puede hacer a nivel del genoma humano. Sin embargo, la gran mayoría de enfermedades pueden sanarse por un salto cuántico, es decir, de comprender el verdadero origen de la enfermedad desprogramando el patrón, que pudo originarse de  una emoción reprimida (consecuencia de no querer sentir).

Hay distintos métodos para desprogramarnos, no voy a hablar de ellos en este artículo. Definitivamente hay programas que pueden liberarse con el perdón, con el método hawaiano ho’oponopono, pero claro está que hay situaciones complejas que requieren otro tipo de métodos, otro es Psych K y hay talleres que se están facilitando en distintos países. En Youtube pueden encontrar mayor información.

La oportunidad de desprogramarnos nos la da la vida misma constantemente, es por ello que vamos aprendiendo y desaprendiendo, siendo nuestra verdad fluctuante. En la historia del mundo se creía que la Tierra era el centro del Universo y a sabemos cómo cambiaron las cosas. Tengamos en cuenta que los tiempos pasado-presente-futuro se están sincronizando, es por ello que estamos jalando bastante “karma”. La Kabbalah es una manera de cortar karmas, los cabalistas lo llaman tikun.

Es apremiante cambiar el porcentaje y vivir más desde la consciencia que del subconsciente, ya que eso va a repercutir en nuestras creaciones. Vivir en “piloto automático” hace que nos dejemos llevar por la mente, por la luna y no creemos conscientemente, que es así como se genera la alquimia luna-sol: sueños conscientes.

No nos queda más que enfrentar lo que hemos venido a “reparar”. Eso que más nos cuesta, es justamente lo que hemos venido a reparar. Este tema es fascinante e intento ser simple y clara, pero si no se entiende me dicen por favor. Solo puedo concluir que nos permitamos sentir, porque la vida es solo una y vinimos a este plano a sentir, a sentir, y a sentir. Así que ¡a dejar de evadir!.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.