Archivo mensual: febrero 2015

Nadie Sabe para Quién Trabaja

canalizarEste artículo nace luego de una serie de experiencias vividas en carne propia y también observando diversos casos de personas cercanas y no cercanas, todas en busca de una trascendencia espiritual. Con este artículo no intento ofender a nadie, sólo intento dar un panorama que vale la pena considerar.

Las canalizaciones están “de moda”. La canalización es una capacidad innata del ser humano, por lo que no hay que sentirse “especial” si se está teniendo esta experiencia. Ser canal implica ser un medio, un vehículo para recibir mensajes de distintas entidades que están en otras dimensiones. Cuando hablamos de “mediumnidad”, por lo general nos referimos a personas que se comunican con seres que han abandonado su cuerpo físico, llámense seres en tránsito, desencarnados o simplemente “fantasmas”. Estos seres están en una vibración menor por lo que no han podido partir a la luz estancándose en apegos materiales, emocionales o de cualquier tipo, a quienes lejos de repudiar, hay que ayudar a partir.

Otros seres “canalizables”, son los elementales conocidos como hadas, duendes, elfos, etc, estos seres se encuentran en la cuarta dimensión, por consiguiente aún no han trascendido la dualidad. Esto no quiere decir que no haya que comunicarse con ellos, pero si tener en cuenta el mensaje que nos quieren dar. En la canalización se requiere mucho discernimiento y resonancia con el corazón. Podemos leer un mensaje de un canalizador muy respetado y con muy buena reputación, sin embargo el mensaje no llega a nosotros, entonces ese mensaje simplemente no es para nosotros.

Muchas personas canalizan arcángeles o a los propios guías espirituales conocidos como los ángeles de la guarda, seres de mayor vibración, también conocidos como “ultra terrestres” o los “helel”, del universo mental. Otras personas canalizan a la propia Madre Tierra Gaia o a los hermanos mayores extraterrestres. Mi experiencia con las canalizaciones comenzó cuando estaba atenta a los mensajes recibidos por los “antena”. Como toda persona que recién comienza, andaba muy confundida con todo ello, y en más de una ocasión cedí el poder al aceptar mensajes que realmente no resonaban con mi corazón, pero era parte del proceso de aprendizaje.

Por otro lado también me di cuenta que muchas personas, especialmente a las que se les llama “antenas”, canalizan de una manera sumamente mental, y hoy más lo relaciono a una capacidad psíquica que está más relacionada a la telepatía, que es una manera distinta de canalizar.

Las canalizaciones no tienen un “idioma”, es por ello que no se trata de un dictado, son una serie de certezas que se plasman en un papel, en una pintura o en una sinfonía. En este tipo de canalización está involucrado el corazón, es decir, se logra a través de la inspiración, que significa “recibir el aliento de Dios”, que se manifiesta a través del espíritu dentro de nosotros. En ese instante tenemos conexión directa con Dios, con la fuente, quien está experimentando a través de nosotros. Particularmente los mensajes que provienen de este medio llegan a mi corazón conmoviéndolo, a comparación de un mensaje telépata, pero ojo, no tengo afán de criticar este tipo de mensajes, pienso que todos son necesarios y cumplen un propósito, pero hay que tener en cuenta siempre la vibración del mensaje.

He conocido grandes canales, que han pasado por mi Curso para Aprender a Canalizar, pero a decir verdad, estas personas tienen mayores dificultades para discernir los mensajes, y al tener los canales superiores aperturados, están propensos a sintonizar con seres de vibraciones no tan altas, que al principio pueden parecer de mucha luz, pero salen con mensajes duales que siguen promoviendo la separación: “Guerrero de la luz”, “Luchar contra la oscuridad”, “Eres especial”, etc. Un mensaje de un ser de luz nunca anda en la lucha, no predice el futuro ni nos dice qué hacer, puesto que hemos venido a experimentar y ellos son sólo guías que nos acompañan pero no intervienen.

Los hermanos mayores extraterrestres están recuperando aspectos que han perdido en su proceso a través de nosotros, como la sensibilidad, por eso que ellos no suelen ser “cariñosos”, son realmente prácticos y les importa el “bien mayor”. Los mensajes provenientes de hermanos mayores suelen darse a “contactados” y suelen darse por telepatía. Estas personas no necesariamente tienen aperturados todos sus chakras, pero si los chakras superiores, siendo personas psíquicas, pero como dije, al ser todos los seres humanos vulnerables, duales y no podemos estar en “estado zen” las 24 horas del día, es posible sintonizar con mensajes duales y separatistas, pero eso les pasa a todos, es por ello que es recomendable pedir confirmación, pero especialmente sentir el mensaje con el corazón.

Otro tipo de seres que es muy común leer canalizaciones son los llamados “maestros ascendidos”, que tuvieron experiencia humana y ya se “graduaron” de la escuela y ahora nos asisten con sus mensajes positivos y reconfortantes. Al igual que los demás casos hay que tener mucho discernimiento, puesto que hay muchos seres que se hacen pasar por Jesús, la Madre María y otros maestros.

A decir verdad también se pueden canalizar “formas pensamiento” de la conciencia colectiva, y esto es realmente peligroso. Muchos pensamientos negativos, pesimistas, de desesperanza, pueden venir a nosotros y en realidad no nos pertenecen, esto es algo sumamente común y casi nadie se percata de esto. Muchas personas hasta llegan al suicidio por estos pensamientos depresivos y no saben que están canalizando a estos egregores. Muchos de estos seres se dedican a componer música metal, se suelen vestir de negro o escriben cosas negativas y no hay que rechazarlos, están haciendo una labor anónima de mucho sacrificio, son como “esponjas” de densidad humana.

Con el paso del tiempo y adquiriendo experiencia, voy aprendiendo a discernir cuándo los pensamientos no provienen de mí, todo eso ha sido un proceso, por eso siento ayudar a aquellas personas que están pasando por eso. Esas personas suelen caer en adicciones, dejándose manipular por “voces” que no son suyas y se alimentan de emociones densas. Yo no podría escribir sobre esto sino lo hubiera experimentado. Ahora, que tengo mayor experiencia, también puedo escuchar a un ser de oscuridad, siempre y cuando no me imponga las reglas de juego. Realmente se puede aprender mucho de ellos, pero en momentos determinados, especialmente los que tienen llaves del inframundo, adonde hay que acceder algunas veces con ciertos permisos. No es necesario comprender esto, esto es mi misión de vida y yo lo acepto porque para eso vine. Me encantan los seres de luz, especialmente el amor que emanan y que no se puede expresar con palabras, simplemente te llenas de un júbilo y plenitud indescriptibles.

Muchas personas “no saben para quién trabajan”, he pasado por eso, y es parte del proceso. Si ahora decido hacerlo es totalmente consciente, puesto que hay que asumir responsabilidades. No hago pactos ni con ángeles, ni con demonios, ni con elementales. He decidido vivir mi cielo y mi infierno, a mi manera, y cuando necesito un consejo, lo pido a seres de este plano y otros, y ya decido si lo tomo o no.

Mi regla básica de canalización es aumentar vibraciones dentro y fuera de mí y tomarme un tiempo para armonizarme y equilibrarme. A menos que sea algo apremiante o un “mensaje urgente”, jamás canalizo en lugares densos, y mucho menos con efecto de algún estimulante como el alcohol, ya que por experiencia, nos volvemos muy manipulables, y es por ello que decidí dejarlo del todo. De igual modo, cerca a personas con estados alterados de conciencia. Gajes del oficio.

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Deja un comentario

La Destrucción y El Cambio

torreNo nos gusta escuchar la palabra destrucción, suena muy fuerte y nos intimida. Estamos tan acostumbrados a nuestra “zona de confort”, que un pequeño cambio puede generar todo un caos. Ahora imaginemos una destrucción más escabrosa que puede manifestarse en un doloroso divorcio, pérdida de trabajo, cualquier tipo de ruptura, pérdidas materiales, pérdidas humanas, etc.

En el Tarot, la carta de la Torre anuncia un cambio trascendental que, en la mayoría de los casos, es por medio del dolor. Tenemos tanto apego con personas y cosas, que al pensar en una pérdida se nos remueve hasta las entrañas.

En el Macro y Micro Universo, todo está en constante transformación. La Ley de la Correspondencia nos dice que como es arriba es abajo, y como es adentro, es afuera. Es por ello que llega un momento en que Galaxias, Sistemas y Planetas son destruidos o son absorbidos por un agujero negro para crear algo nuevo, y es parte de un ciclo natural, que por ley de correspondencia también involucra a los seres humanos. Ya decía Einstein, “la materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma”.

Es así que cuando nos estancamos en nuestras vidas, nos alejamos de nuestra misión y vivimos en un círculo vicioso que se convierte en un campo mórfico, se presentarán situaciones caóticas que buscarán llamar nuestra atención. Estas situaciones pueden incluir una enfermedad, separaciones, robos, pérdidas, etc., y cuando la omisión es mayor, la situación será mucho más grande como una muerte, pérdida total, etc. Es decir, se desmorona la Torre, como ocurrió con las Torres Gemelas aquel 11 de septiembre del 2001, que anunció la caída de todo un sistema. Cuando la Torre cae, es para construir algo totalmente nuevo porque lo antiguo ya no tiene lugar, ya pasó su ciclo, y todo esto es parte del proceso cíclico de todo.

Por ejemplo, en el tema de las relaciones; una pareja se casa muy enamorada con intereses comunes, pero una de ellas comienza a aperturar conciencia y comienzan a haber cambios en su vida. Sin embargo, el compañero o compañera permanece igual y comienzan los conflictos, peleas, incomprensiones, etc. Es una situación que ninguno de los dos busca, pero que hoy es muy común. Cuando la pareja va de la mano todo es perfecto, pero cuando no es así deviene en la separación. Debemos tener en cuenta que nos unimos por afinidad, por vibración similar. Si una persona cambia, las vibraciones se tornan diferentes. Todas las personas requieren su individualidad para cumplir su misión, y si la pareja no es un apoyo para ello, esto va a generar mucho dolor, y cuando hay resistencia, hay mayor infelicidad.

Otro ejemplo es en el trabajo. Una persona puede sentirse segura con un buen sueldo y sin embargo no es la labor que corresponde a su misión. Esta persona sentirá un gran vacío y no sabrá de donde proviene, esperará los fines de semana para emborracharse y poder cubrir, al menos por un rato, ese vacío. Llegará un momento donde esa persona se sentirá motivada a renunciar, pero por miedos no lo hace, y si esto sucede es muy probable que el universo conspire para que pierda el trabajo, muchas veces sin un motivo razonable (como fue mi caso), todo para salir de ese sistema y mirar a otro lado y comenzar a escuchar al corazón. Cuando escuchamos a nuestro corazón, la vida es más fluida y sin mucho caos, pero la crisis trae transformación y es necesario fluir con los cambios.

Las personas que llegan a nosotros, muchas veces por afinidad o vínculo karmico, es para traernos un aprendizaje. Todas las personas que se nos acercan son nuestros maestros, y muchas veces el vínculo también debe romperse, generando dolor por el apego, pero si comprendemos que nada ni nadie nos pertenece (ni siquiera los padres o los hijos), todo dolor se disipa. Lo importante es rescatar el aprendizaje y entender que todo es parte de un plan mayor, y cuando hacemos esto, estamos cumpliendo la voluntad de Dios. En Alcohólicos Anónimos mucho dicen “Dios, que se haga tu voluntad y no la mía”, puesto que el verdadero libre albedrío es la voluntad de Dios, que a través de nuestro cuerpo decide experimentar por medio de un plan de vida.

Toda crisis es un aviso, si nos podemos en plan de víctimas o nos resistimos, todo tendrá más fuerza. Un cáncer puede ser visto como un aviso en vez de muerte. El cáncer es producto de una emoción no canalizada adecuadamente, ya sea un resentimiento, un trauma, etc., sumado a una mala alimentación que acrecienta el problema. Si una persona vive en medio del stress, de una manera acelerada y prácticamente en piloto automático, es probable que el cuerpo “busque” enfermarse. Nuestro cuerpo es sumamente sabio y nos habla todo el tiempo, pero un cuerpo intoxicado con mala alimentación, alcohol, cigarro, noticias negativas, etc., difícilmente podrá escuchar los pedidos de su organismo.

El aspecto femenino de Dios tiene muchas “caras”, una de ellas es la destrucción. En la India se le representa como la Diosa Kali. Destrucción y creación son caras de una misma moneda, totalmente necesarias. Muchas personas tienen como misión destruir, y ante nuestros ojos humanos, es una barbaridad, sin embargo para un plan mayor es por algo, y la creación se gesta en la oscuridad, en la nada, para construir buenos cimientos, buenas raíces, de lo contrario, cual árbol sin buenas raíces, no dará frutos.

Las catástrofes son catastro de fe, se da cuando una conciencia colectiva, que puede ser un país, ha generado una realidad que ya no puede continuar. En la época de la Atlántida por ejemplo, la misma Madre Tierra intervino en su destrucción, porque aquel sistema se había degradado a tal punto, que la estaba aniquilando. Todos conocemos la historia del Gran Diluvio Universal y de Noé.

Otro ejemplo son los niños y jóvenes que se les conoce como “índigos”, ellos han venido a romper esquemas, acabar con sistemas que ya no deben continuar, lo mismo con sistemas familiares (como es arriba es abajo, como es adentro es afuera). Muchos presidentes y personajes públicos calzan en esta definición y están actuando de una manera diferente a sus antecesores. Aunque no nos guste, Hugo Chavez vino a romper esquemas bajo su propósito, eso nos puede parecer disparatado pero sin duda removió el sistema norteamericano.

Cuando vivieron los dinosaurios en la Tierra, se percataron de que no iba a poder anclarse la conciencia crística, al ser seres muy sanguinarios que mataban por placer. Es así que llegó un gran asteroide que destruyó todo “fecundando” a nuestra Tierra para crear una nueva vida.

Claro que a nadie le gusta vivir en el caos, y para evitarlo o hacerlo más llevadero debemos dejarnos llevar lo más que podamos, fluir y escuchar a nuestro corazón constantemente, cumplir nuestra misión y observar nuestros comportamientos, puesto que si mantenemos ciertos hábitos negativos en nuestras vidas, como la ira por ejemplo, el universo va a querer que se transforme eso, hasta soltar esa energía estancada, ya sea a través del llanto, del perdón, el deporte, la meditación , etc., hasta que se tome conciencia. Y en cuanto a la consciencia colectiva, solos no podemos hacer mucho, por eso es importante laborar en nosotros mismos porque nuestras acciones repercuten en la colectividad, allí la frase “seamos el cambio que queremos ver en el mundo”. Los grupos se unen para protestar contra un sistema como “los indignados” en España, o sin ir muy lejos, la reacción que generó la Ley Pulpín en el Perú.

Cuando algo cumplió su ciclo, debe derrumbarse. Muchas almas eligen la forma de morir, como sucedió con los fallecidos en el atentado de las Torres Gemelas y en otras catástrofes humanas o naturales. Nadie desea que un ser querido muera en esas circunstancias, pero si eso sucede, sólo nos queda aceptar el proceso de transformación que llega a nivel cósmico. La fe de las personas es un gran motor para que no hayan catástrofes (catastro de fe), y en las colectividades que más se resisten a los cambios, es donde más conflicto habrá (guerras, destrucciones, etc.).

El mundo de hoy tiene la apremiante misión de equilibrar la energía femenina o de la diosa en el planeta, por tanto tiempo sometida, y ese proceso sin duda está trayendo mucho caos, pero es totalmente necesario.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Deja un comentario

La Fuerza y El Lado Oscuro de La Fuerza

lafuerzaComo tanta gente en el mundo, soy fanática de Star Wars, esta triología de los ochentas marcó todo un hito en las personas de mi generación; cómo nos sorprendió cuando Darth Vader le dice a Luke que es su padre, y cómo al final todos lo perdonamos a pesar de las barbaridades que hizo. Brotó en nosotros la compasión al ponernos en los zapatos del personaje, quien luego se arrepiente para volver a la verdadera fuerza.

¿Qué es la fuerza de la que hablaba el maestro Yoda?, que con un cuerpo tan pequeño podía levantar una nave con sólo su intención. Ustedes dirán que eso es fantasía, pero yo les digo, ¿Cómo creen que movilizaron las piedras de Sacsayhuaman, las de Stonehenge o cómo hicieron las pirámides de Egipto y otras tantas construcciones inexplicables? Hasta ahora es un misterio, nadie ha podido dar con la respuesta.

La humanidad olvidó su pasado, hay escuetas historias que nos podrían aproximar a la verdad, pero la humanidad tiene sus esquemas muy cuadriculados… hasta ahora.

Cuando cayó el mundo de la Atlántida, cayó una tecnología extraordinaria, todo lo que el hemisferio izquierdo del cerebro puede llegar a hacer, se hizo en La Atlántida. En la época de la Lemuria, cuya conexión con la Tierra era tan grande, también se podía crear muchas cosas, pero con el hemisferio derecho, esto todavía no alcanza nuestra comprensión.

La Biblia nos cuenta sobre un personaje llamado Sansón quien se enamora de una seductora Dalila quien descubre su secreto y le quita todo su poder. En la Biblia hablan de que en su cabello radicaba su fuerza, y allí comienzan las distorsiones. La fuerza radica en el poder de la Kundalini, y al ser seducido por Dalila, dejándose llevar por la pasión desenfrenada, perdió su fuerza. Sansón contaba con la fuerza que provenía de Dios, y para ello no hay que ir al gimnasio, tener una rutina de ejercicios maratónica ni tomar esteroides. Por más que un ser humano se esfuerce por desarrollar sus músculos, no tendrá ni la millonésima fuerza que se alcanza con el poder de la Kundalini. Sansón aprendió la lección y las consecuencias que conlleva dar mal uso de semejante poder concedido por Dios.

La serpiente nos sedujo y nos dio de probar del árbol del Bien y el Mal, entramos y salimos del infierno cuantas veces sea necesario, siempre para un día retornar al Árbol de la Vida, donde la serpiente es domesticada y todas las dualidades trascendidas.

El camino de la Kundalini no es fácil, el ser humano debe transcender los miedos básicos y cubrir sus necesidades de seguridad, alimento, vivienda. Hoy en pleno siglo XXI, existe mucho miedo y es por ello que las personas no renuncian a sus trabajos, por temor a perder esa estabilidad o están agobiadas por deudas y preocupaciones de toda índole. Esto hace que muchos se desvíen de su real propósito de vida, por el hecho de cubrir sus necesidades básicas. Sólo los valientes dejarán todo para emprender el camino de su misión con la plena seguridad de que Dios proveerá, allí es cuando el primer chakra se desbloquea. Cuando está bloqueado se presentan problemas de colon, músculo ciático, hemorroides, etc.

Cuando se trasciende la supervivencia básica, el ser humano comienza a ser creativo, la vida ya no solo se limita a cubrir necesidades de supervivencia y seguridad, pero también se suele desbordar por un deseo sexual desenfrenado, limitando un mayor alcance. Se nos ha hecho creer que el sexo libera tensiones, y debe ser utilizado para aplacar el stress y esto es un error garrafal. La sexualidad debe practicarse en total quietud y armonía para que esa energía no se pierda. El sexo Tántrico enseña al respecto, no se trata de reprimir los deseos porque es antinatural, sino utilizarlo adecuadamente. Otras personas optan por el celibato, que también es una opción para no desperdiciar la energía, pero aprendiendo a no reprimirla puesto que buscará la manera de salir. Las emociones desequilibradas son las que bloquean este segundo chakra y genera enfermedades en la zona de los riñones y órganos sexuales.

Pero creatividad sin voluntad da cero como resultado. Si nos gana la pereza y las emociones de rencor, el fuego dañará el estómago y el hígado. Sin voluntad no hacemos nada, y es importante ir transcendiendo las adicciones, comenzando por la comida, el tabaco, el alcohol, el juego, las relaciones. La adicción nos estancará en nuestro camino para comunicarnos con Dios.

Si tenemos odio, resentimientos, cerraremos nuestro corazón y nuestra capacidad de relacionarnos con las personas. Sólo el perdón libera, para dar paso a la compasión y el amor incondicional. Trascendiendo esto, ya podremos conectarnos con la energía del universo.

Queda mencionar el chakra garganta, el que nos permite expresar nuestra verdad y que se bloquea con la mentira hacia los demás y hacia nosotros mismos. El chakra del entrecejo que nos apertura nuestras capacidades psíquicas como la intuición, clarividencia, telepatía, etc. Y finalmente el chakra corona que nos conecta directamente con la sabiduría del Universo.

Todo este camino debe recorrer la Kundalini, pero primero debe despertar. No es la meta sino el camino lo importante. Los seres humanos volveremos a la inocencia de un niño, pero con sabiduría, para ello tuvimos que caer en el inframundo en muchas ocasiones, pero lo fuimos trascendiendo. Recuerdan la oración del credo “…descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre…”. Muchos hablan de los tres días de oscuridad, y eso se cumple en todos los niveles, a nivel humano, planetario y galáctico. El ser humano verá sus tres días de oscuridad previos a la iluminación.

Unos optan el camino del amor, y otros el camino del dolor y sufrimiento, al final el padre los recibirá por igual como lo menciona Jesús en la parábola del hijo pródigo.

Ya sabemos cómo la Kundalini se moviliza a través de los chakras, pero si esta energía es desperdiciada, perdiéndola a través de enojos, iras, a través de relaciones sexuales irresponsables, o por medio de pensamientos autodestructivos o la mente acelerada, pero en especial, a través de la insatisfacción de hacer lo que no queremos, viviendo una vida de incoherencia, esta energía no podrá ser canalizada adecuadamente, “tirándola” sin cesar.

Y esto es justamente lo que quieren ciertas familias que quieren gobernar el mundo, creando todo un sistema de enfermedad para que las personas permanezcan dormidas. Crean una sobrepoblación de ganado para las cadenas de hamburguesas que están combinadas con preservantes y aditivos, a través de las comunicaciones generan miedo, haciendo creer que el mundo es peligroso o manipulando las emociones para estar desequilibrados, creando estilos de vida acelerados llenos de stress, generándose enfermedades donde oh, ellos tienen el remedio a través de las farmacéuticas que llevan más rápido a la tumba.

Pero todo es parte del juego, y este juego lo decidimos jugar todos los habitantes del Planeta Tierra, y cada ser humano decidirá qué hacer con su vida, y el Libre Albedrío es respetado.

Volviendo al tema de la fuerza y el lado oscuro de la fuerza, por mucho tiempo se nos dijo que a través del enojo podríamos lograr muchas cosas, como crear miedos en los demás, y esto dio muy buenos resultados y lo podemos recordar a través de la historia, todo el sometimiento que hubo. Con el enojo se logran cosas, inculcando miedos como lo hizo Hitler, pero eso trae consecuencias que va en contra de uno mismo. La verdadera fuerza es inconmensurable, tan grande que no la podemos siquiera imaginar, pero si podemos ver algunos vestigios de lo que los antiguos seres humanos lograron hacer. No es necesario tener el cuerpo musculoso como Arnold Schwarzenegger, la fuerza que proviene de Dios, naciendo en la Tierra, es extraordinaria, y ahí es cuando nos podemos llamar Dioses. Que la fuerza esté con ustedes…siempre.

Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.