Archivo mensual: abril 2014

Mensaje Vs Mensajero

Por Karina Sandoval

En los últimos tiempos, por la ley de la atracción, he conocido muchas personas que canalizan seres de otras dimensiones. Eso cada vez me sorprende menos puesto que son tiempos donde se está recuperando esa capacidad inherente en los seres humanos. Los niños con mayor razón tienen una conexión mucho más natural ya sea con sus guías, ángeles guardianes, maestros, etc.

La Era de Acuario es un tiempo de empoderamiento. La etapa de los maestros fue característica de piscis. Si bien antes venían al mundo algunos pocos maestros a quienes los podemos denominar “avatares”, en los últimos tiempos están viniendo a gran escala.

El maestro Jesús dijo “Cosas más grandes verán, cosas más grandes harán”. Muchas personas dirán que es una osadía pensar que en la actualidad hay muchos individuos como Jesús, pequeños y grandes cristos, y eso también es respetable puesto que debemos aceptar y tolerar la creencia de todos, ya que todos tienen su propia verdad y no nos corresponde intentar convencer a nadie.

Son tiempos donde hay que seguir nuestro corazón, donde radica nuestra maestría. Tenemos una sabiduría innata pero cuando nuestra mente interfiere, que está sometida a los sistemas de creencias limitantes, es cuando caminamos desconectados.

Los guías espirituales están para todos sin excepción, pero ellos no van a caminar por nosotros, simplemente desean recordarnos el plan de vida que decidimos tomar. Ahora bien, estar “inspirados” es el propósito de cada ser humano dentro de sus facultades y dones. No hay misión más importante que otra, y eso hay que tenerlo sumamente claro para no caer en las trampas del ego. El ego es parte de nosotros, es nuestro “yo”, pero debe estar a merced de nuestro “ser superior”. Cuando logramos ese alineamiento estamos poniendo en marcha nuestro libre albedrío, que no significa hacer lo que uno quiera sino hacer la voluntad de Dios en mí.

En más de una ocasión he derramado lágrimas al leer un libro, escuchar una canción o a un cantante, un poema, incluso una pintura. Ejemplos hay muchos, y es cuando reconozco a Dios en esa persona inspirada que está haciendo la voluntad divina en la Tierra. Esa persona que sigue a su corazón, que goza haciendo lo que hace y que inspira a otros, esa persona inspirada está canalizando a su ser superior.

Por consiguiente, ¿Acaso será más importante canalizar a un guía o maestro que a mi ser superior? Definitivamente no. Cuando canalizamos a nuestro ser superior los maestros aplauden porque ese es su propósito, a ellos no les importa el crédito porque lo que ha de importar es el mensaje y no el mensajero. Si yo leo una canalización del Arcángel Miguel, Kryon, el maestro Jesús, un hermano mayor extraterrestre, un ser de la naturaleza, etc., ha de importar si el mensaje resuena en mi corazón independientemente del ser que se manifiesta e independientemente del canalizador.

Seguramente han escuchado hasta el cansancio que somos parte de un rompecabezas, pero eso hay que interiorizarlo seriamente. Cuando pensamos que una persona es más o mejor que otra, estamos creando separación cuando debemos vernos como un todo y buscar la re-unión. A fin de cuentas nos fragmentamos en millones de millones de partículas y volveremos a la fuente, a nuestro origen.

Recuperemos el poder, confiemos en nuestro corazón porque es el único camino que hay, y nadie podrá caminarlo por nosotros.

Anuncios
Categorías: Artículos, Hannah Karina Sandoval | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.